13 de diciembre de 2007

Cuartos separados


Respondeme la siguiente pregunta:
¿Termina el erotismo con el matrimonio?
La mujer y el hombre que, día a día,
reciben juntos la mañana,
que, de pie, lado a lado, se cepillan los dientes
que, igual como si estuvieran solos,
se despojan de la ropa
y se quedan desnudos
sin pudor o vergüenza
¿pueden aún albergar
el misterio del mutuo descubrimiento?

Nada es ya prohibido entre ellos.
Al contrario.
Tienen licencia, sello, para los desaforos;
un lugar perenne para estar solos,
todas las noches del mundo
para vivir la intimidad.

¿Sobrevive el asombro
esta absoluta carencia de restricciones,
esta revelación constante, cruel y permanente
de todas las funciones del cuerpo
los ruidos diurnos y nocturnos
la indiscreta pornografía de la cotidianidad?
Mis abuelos paternos
vivían en una casa señorial
frente a la Plaza de Correos.
No dormían juntos.
Sus cuartos y baños diferentes,
estaban situados a cada extremo
de un largo corredor.

(Por donde se filtraría la luz lunar al caer la noche)

Vi llorar a mi abuelo,
-mi abuelo que era duro y no expresaba los sentimientos-
solamente cuando ella murió.
Aulló como lobo. Sin recato su dolor.

Nunca sentí el secreto
de sus habitaciones distantes.
De niña exploraba la de la abuela
-curiosa-
esperando encontrar claves, señales
para desentrañar el acertijo.

Ahora me es fácil imaginar el escenario nocturno de sus vidas.
La espera de los pasos acercándose,
El pomo de la puerta cediendo,
El inesperado color de la bata de noche en el quicio entreabierto.

Ellos lo sabían, me digo.
Se evadían, se escondían.
Se negaban el uno al otro.

Batallaban contra el desamor.

Gioconda Belli

18 comentarios:

Fenjx dijo...

q bonita batalla
q bonita victoria

algunos seguimos entrenando cada día
preparados para luchar

David dijo...

No he experimentado estas sensaciones con la duración suficiente como para poder sacar conclusiones claras. Pero tengo la liviana impresión de que algo tiene que cambiar en la relación. Se perderá intimidad, incluso erotismo, se descubrirá lo más banal de la otra persona... pero algo bueno aportará cuando tres cuartos de la humanidad (sobre)viven así. Quiero hacer un análisis no materialista de ello y pensar que no lo hacen sólo por economía.

Sin embargo, creo que preferiría vivir en cercanía, pero no juntos. Pero a saber quién aparece o cómo cambian las cosas. A saber..

Un abrazo.

Mart-ini dijo...

bonita batalla!!

Cvalda dijo...

Preciosa la poesía...

Sobre lo que dice David, realmente no creo que sea por economía, sino más bien por poder apoyarse en alguien, por no estar solo, e incluso por construir algo junto a alguien.

El hombre no está hecho para estar solo, o, por lo menos, en eso nos educan.

bahhia dijo...

Creo que a tu pregunta existen tantas respuestas como matrimonios.

Lo de tus abuelos, precioso, el amor estaba ahí.

bss.

pe-jota dijo...

Sí sobrevive porque el cariño lo alimenta.

Marta dijo...

Me ha encantado la historia. Si que es verdad que se pierde un poco de encanto. Pero hay que recuperarlo de otras maneras.

Senses & Nonsenses dijo...

te iba a decir que tú sabrás, porque pensaba hasta la mitad del poema que era un texto tuyo.
ahora lo tengo que releer desde otras perspectiva. aunque me temo que desde una y otra no voy a saber muy bien qué contestar a la primera pregunta.

un abrazo.

Anónimo dijo...

Gioconda Belli es de Nicaragua. Yo también. La conozco. Me gusta mucho su poesía. Si querés escribirle te facilito su correo:
tintaleve@aol.com, si no me equivoco.
Mi nombre es hector

el chico de la chaqueta azul dijo...

Bonito poema de una autora que no me gusta demasiado por su tendencia a la moralina, pero éste vale la pena.
Un abrazo

pon dijo...

Qué difícil es aprender los pasos de esa danza y no equivocarse, no pisar el pie del otro y no perder el compás........

gatchan82 dijo...

no debe ser fácil.

raúl dijo...

ui, pues fijate que el sábado estábamos hablando laura y yo sobre benedetti y no sé por qué salió está mujer a colación...

Anónimo dijo...

Pue tengo que decir que disiento de lo que expresa el poema. Nosotros no hemos perdido nada del erotismo cotidiano. Es más, crece cada día, cada semana, cada mes y cada año.¿Seremos acaso una pareja rara? Quizá se usa la palabra "amor" con demasiada facilidad y hay quien se cree enemorado y no los está realmente. En cuanto al erotismo, basta con usar la inteligencia de ambos para mantenerlo o incrementarlo. Pienso que eso de que el matrimonio destruye el erotismo o incluso el amor es un tópico. Quizá ambas cosas habrían desaparecido también sin matrimonio, entendido éste como convivencia cotidiana.

Vulcano Lover dijo...

Fenjx
Sí, más que una batalla, es la persecución del deseo, la carrera por seguir atrapando el sueño...

David.
El mundo de la intimidad de la pareja es un un universo que cada uno vive de espaldas al mundo. Lo que cada uno pierde y gana entra dentro del mundo de la subjetividad, de la percepción, de la expectativa... No sé contestarte a eso, uno tiene que construirlo cuando surge... Pero es cierto que la quiebra de la frontera de la soledad y de la intimidad no es gratuita...
Un abrazo grande.

Mart-ini
Yo no lo vivo como una batalla...
Besos.

Cvalda
No sé si estamos hechos para estar solos o no... Creo que es algo muy subjetivo... Yo soy de los que piensan que vivir solo es lo que más se adapta a lo que quiero, y sin embargo... Pero es cierto que la convivencia te da mucho más de lo que te roba... Cada uno con el trueque tiene que ver si le compensa o no...
Besos


Bahhia
No son mis abuelos, bahhia... son los abuelos de Gioconda Belli, no sé si la conoces, es una escritora y poetisa nicaragüense. Si quieres, te puedo recomendar cosas de ella...
Besos

Pe-jota
Yo creo que estas cosas entran dentro del misterio de la vida, y de la intimidad de cada pareja... dejémoslo así.
Besos

Marta,
estoy contigo en que todo lo que se pierde es recuperable... casi todo al menos... la clave es que hay que proponérselo de verdad... ¿estamos dispuestos a ello?
Besos

Senses
Eso no es nadie capaz de responderlo, me temo, ni desde fuera ni desde dentro...
Besos, me vas a llamar este año?? ;-P

Anónimo 1
Muchas gracias... La descubrí en persona hace muchos años, en un recital en Madrid. Desde entonces me intereso por ella, que es medianamente conocida en España... Gracias por la información, sabe que me puede contactar en mi correo electrónico que aparece en el perfil si quiere.
Saludos.


Chico de la chaqueta azul...
Qué has leído de ella??? Porque a mi no me parece una autora esencialmente moralin-osa... FUndamentalmente sus ideas me interesan mucho, para mí eso es suficiente.
Hablamos de ello... Besos.


Pon
Bueno, perdemos el compás, pero eso tiene también su belleza, no crees???
Besos


Gatchan
No, no lo es... pero construir con esa dificultad es lo que "hace" la relación.
Bicos

Raúl
Pues yo la sigo muy de cerca desde hace tiempo... lo comentamos cuando nos veamos, si quieres...
Besos.


Anónimo 2
Le felicito, si es ud feliz. No creo que la gente defina el amor con "demasida facilidad". El amor, como palabra que es, es poco definible puesto que describe una de las fecetas más subjetivas de la vida. Además, es de por sí una palabra que cada uno vive y define a su manera y en función de su experiencia, y con merecida libertad para ello. Creo que lo mismo ocurre con el erotismo, que efectivamente tiene mucho más que ver con la inteligencia que con otras cosas. Pero no estoy de acuerdo con el tono de su mensaje... Las parejas no son raras ni dejan de serlo. Deben encontrar su propia definición para todo, y encontrarla, como le sucede a ud. No es fácil, así que le vuelvo a felicitar...
Pero debo decirle que discrepo, no obstante con algo fundamental de lo que dice... Las necesidades de cada persona no creo que puedan ser objeto de critica. Ni tampoco creo que sea aceptable el hecho de despreciar sentimientos ajenos, en concreto el que algunas personas sientan que la convivencia araña su concepción del erotismo.
Le agradezco su comentario, pues siempre es bienvenida por mí la invitación a reflexionar y a expresar la posición de cada uno, pero en este caso no estoy de acuerdo con que enfoque su posición de alguna manera "juzgando" la posición de otros.
SAludos.

Anónimo dijo...

Jamás me permitiría juzgar a alguien en temas como el que expone Vd aunque el mero hecho de exponer, de una u otra manera, podría ya interpretarse como un juicio, desde luego.¿Porqué se elige un texto en vez de otro? ¿Porqué se ordena de uno u otro modo? La mayor parte de las veces el concepto de lo que se expone está ya preconcebido, por mucho que uno se esfuerce en presentarlo de forma supuestamente neutra o aséptica, como una mera sucesión de hechos que se presentan para que el lector elija luego la opción que más se ajuste a su propia forma de pensar. No estoy plenamente seguro de que el autor o el orador no se comporten de forma que para el lector u oyente sea más fácil optar por una vía que por otra, en función de lo que le gustaría al autor u orador. En definitiva, tengo la impresión de que Vd, al elegir este texto y al ordenarlo de la forma que lo hace sabe muy bien por dónde quiere llevar al lector. El final "dramático" es una conclusión efectista (no se me enfade Vd que no quiero con esto decir algo peyorativo sino que surte efecto, en concreto el efecto que Vd desea producir), encaminada a un fin concreto.

En cualquier caso es un bello texto.

Un saludo

Vulcano Lover dijo...

querido anónimo
desde el momento en que en un blog el autor actúa con libertad y el lector lee por voluntad, la elección en uno u otro caso no son elementos valorables.
De todas formas, y en este caso, le diré a ud. como secreto que en el caso del texto que he elegido (sí, es bello) no hubo ninguna intención más que compartir con el que no lo conociera este poema que conozco hace tiempo, y por otro lado hacer una reflexión acerca del profundo erotismo que en realidad encierra el texto. Una reflexión acerca de la libertad de amar y la libertad de concepción del sexo, del erotismo, y de la pasión...
saludos.

CRISTINA dijo...

Muy bonito el poema.
En el fondo y en la forma.
No conocía a la autora. Si tú la reocmiendas, buscaré de ella.

Un beso.