19 de junio de 2010

Adeus, adeus, adeus...


Se fue Saramago, desde su autoexilio volcánico y marino. No se fue a ninguna parte. Desapareció. Desapareció su vida, su energía, sus ojos curiosos, su voz quebrada. La vida se detiene así, de repente, y desaparece.
Desaparecemos.
No desaparecen sus palabras, ni su lucidez, ni su humanismo, ni su espíritu crítico y solidario, ni su esfuerzo por hacerse escuchar, desde la sencillez, desde la modestia, con su palabra redonda y rotunda, con su pensamiento voraz y lleno de reflexión y duda.
Sus palabras, sus personajes, sus universos, forman una obra monumental que quedará para todos nosotros, para el futuro del mundo, iluminando conciencias, asombrando lectores.

Desde su pensamiento incisivo:

"Por que foi que cegámos, Não sei, talvez um dia se chegue a conhecer a razão, Queres que te diga o que penso, Diz, Penso que não cegámos, penso que estamos cegos, Cegos que veem, Cegos que, vendo, não veem"
(Ensaio Sobre a Cegueira)


Hasta la inmensa grandeza de su palabra.

Tu estavas, avó, sentada na soleira da tua porta, aberta para a noite estrelada e imensa, para o céu de que nada sabias e por onde nunca viajarias, para o silêncio dos campos e das árvores assombradas, e disseste, com a serenidade dos teus noventa anos e o fogo de uma adolescência nunca perdida:
- O mundo é tão bonito e eu tenho tanta pena de morrer.
Assim mesmo. Eu estava lá
(Pequenas memórias)


Adeus, José, Adeus :'(

5 comentarios:

pe-jota dijo...

Se nos fue queda y modestamente, se nos fue cuando más necesitados estamos de una voz firme y clara, se nos fue. Una persona, que supo decir aquello que pensaba con claridad y firmeza, sin temblarle el pulso tanto para criticar a derechas como a izquierdas.

No creo que sea una mera casualidad la elección de la foto, creo que más bien es significativa.

Fenjx dijo...

me ha gustado tu despedida
y creo que a él también

Tessitore di Sogno dijo...

Y como siempre la puta de Babilonia y la travestida fascista atacando por la espalda (ahora que ya no está). Sin duda un grande de esos que la historia de la humanidad no repite, así como no han habido dos Mozart.

Acá fue pérdida doble porque se ha ido un intelectual mexicano que mucho ha influido en la apertura cultural y de la tolerancia hacia la diversidad sexual que esta ciudad goza, recién declarada como gay friendly. A ver que día te vienes y te damos un tour por los mejores museos, caro. No se comparan con los de Florencia pero tenemos Rivera’s, Tamayo’s, Siqueiros y musiquita del Virreinato.

Boa Viagem, José.

Alfredo dijo...

Un hombre íntegro que no se callaba. Una rareza, ya no van quedando muchos así. Y el Vaticano, retratado mejor que nunca en su vengativa y rastrera necrológica.

senses and nonsenses dijo...

La balsa de piedra y Ensayo sobre la ceguera son algunos de mis libros favoritos.
sí, lucidez es la palabra.
y la sencillez y originalidad con la que comunicaba...
NECESARIO.

un abrazo.