8 de noviembre de 2007

La abstracción del paisaje.


DEL ROMANTICISMO NÓRDICO AL EXPRESIONISMO ABSTRACTO


Inmersos en el stress cultural de un Madrid al que en este otoño parece que le faltan espacios en los que inaugurar exposiciones más que celebradas y anunciadas, he vuelto esta semana a uno de mis particulares e indiscutibles referentes culturales de esta ciudad. La Fundación Juan March.
No os encontraréis la ciudad empapelada de los carteles de su actual exposición, y sin embargo se erige como una de las más seductoras, interesantes y coherentes exposiciones que he visto últimamente.
Esta Fundación siempre convence con sus propuestas. A pesar de que el espacio físico del que disponen para ellas es bastante limitado, sus exposiciones nacen del rigor y la profundidad conceptual, y tienen siempre un eminente sentido didáctico, no tanto como difusores del arte, sino como motivadores de la reflexión en torno al arte. Además, siempre acompañan sus muestras de un profesional y completo servicio gratuito de visitas guiadas que constituyen un verdadero placer para los que asistimos a ellas (miércoles por la mañana y viernes mañana y tarde).

En esta ocasión, el argumento de la exposición que nos traen hasta inicios de Enero, es LA ABSTRACCION DEL PAISAJE. En ella, partiendo de una interesante teoría del historiador americano Robert Rosenblum, nos seducen con otra posible interpretación de la evolución de la pintura moderna (alejada de la tradicional y oficial, aquella que pasa necesariamente por Picasso y Matisse). En ésta, y partiendo de la ruptura de la escuela francesa y la alemana (y por ende nórdica) en cuanto a interpretación de la naturaleza (la francesa, naturalista, centrada en la impresión real y espontánea de la naturaleza, y la alemana, que introduce el elemento romántico -espiritual- que la transforma en algo misterioso, sobrenatural e inquietante) asistimos a toda la evolución que esta segunda interpretación va ejerciendo en pintores posteriores hasta llegar, por otra vía, hasta la abstracción.
Así, partiendo de una serie de paisajes a la sepia (representando tres de las cuatro estaciones del año) de Caspar David Friederich (perdidas desde 1935 y recientemente recuperadas y restauradas, de hecho esta es la primera vez que se exhiben tras su "presentación" en Berlín) la exposición se articula en torno a una serie de trabajos sobre papel que van recorriendo grandes nombres (y algunos menos conocidos) de la historia de la pintura occidental (Turner, Van Gogh, Munch, Kandinsky, Mondrian, Klee, Rothko...) y que nos van ilustrando a través de diferentes representaciones del paisaje cómo la conceptualización del la mirada espiritual romántica sobre el paisaje va evolucionando en una transformación de las formas que desemboca en la abstracción. Rosemblum, en el fondo, tiende un hilo que pretende unir lo sublime romántico que representa el romanticismo nórdico (Friederich) con lo sublime abstracto que representa el expresionismo abstracto americano (Rothko):

"La línea que va de lo sublime romántico a lo sublime abstracto es una línea quebrada y tortuosa, puesto que su tradición es más la del sentimiento singular y errático que la del sometimiento a disciplinas objetivas"

Más allá de la distorsiones de esta teoría y de las polémicas que ha suscitado en el mundo del arte, no cabe duda que como propuesta de reflexión es tremendamente atractiva. Y sobre todo, supone una ocasión para asistir a un ejercicio de comprensión de muchas de las claves de la evolución del arte hasta nuestros días (muy recomendable por lo tanto para los que no terminan de entender la abstracción en la pintura).
Como siempre, la web nos obsequia con un abundante material documental para prepararnos bien la visita y gozarla. También (como casi siempre) en torno a la muestra se ha organizado un ciclo de conferencias y otro de música, inspirados en temas y argumentos relativos a la exposición. Yo con seguridad iré alguna vez más a verla. Reconozco que salí sin aliento de mi primera visita, pero con la sensación de no haberla aprovechado pues es bastante lo que es necesario asimilar.

Hasta el día 13 de Enero.

15 comentarios:

Cvalda dijo...

Tiene buena pinta, la pondré en mi lista de "cosas que hay que ver (si encuentro tiempo)" :S

Cvalda dijo...

Lo de si encuentro tiempo no es porque no quiera encontrarlo, sino porque no lo tengo...

CRISTINA dijo...

Pues me veo en el Ave o en el bus o en el coche o como sea, pero hacia Madrid a ver la exposición.
El año pasado (creo...o hace más?), vi en una de las geniales exposiciones de la Fundación "Gente tomando el sol" de Hopper. Fue un momento para mí único.

De todos los que ahora nombras, no soporto a Turner (no puedo con él) y a Friederich tampoco es que le acabe yo de coger el punto. De todos los demás me encantaría ver cualquiera de sus obras.

Un beso.

raúl dijo...

mmm.exposiciones. aunque como soy un poco facha cultural, suelo aburrirme como una ostra en estos sitios (tengo el record de ver el prado con mi hermano en unos más que aprovechados 35 minutos)

por no decir que no tengo ni idea de las exposiciones en barna que no estén en el cccb, que son las únicas que me parecen más o menos de interés en la ciudad condal.

pero está bien que alguein me informe de que hay otros mundos hay fuera. a ver si aprendo (un poco más)

Carlitos Sublime dijo...

A mí me encanta Turner, hermanito. Muchas gracias por tu recomendación.

Besos

antonello dijo...

Que bela exposição, apetece pegar na mochila e ...caminhar ... até madrid. "linha quebrada e tortuosa"...tal e qual como a linha da vida...envio-te (embora atrasado) uma mão cheia de esperanças... bj

David dijo...

Era mi apuesta complementaria para la sosegada mañana del domingo pasado. Pero me perdí. Como fui andando, no conseguí dar con el camino que habitualmente sigo cuando salgo del metro.
Me crees, ¿verdad?

pon dijo...

La March es como mi casa......he pasado allí horas verdaderamente mágicas. Me gusta mucho como disponen las obras en las exposiciones, perfectas para disfrutarlas a gusto. Y casi se agradece que no se publiciten tanto porque lo de las colas ya empieza a ser una pesadilla.
Me apunto esta expo y si la recomiendas tú de esta manera, será indispensable.
Gracias guapo.

el chico de la chaqueta azul dijo...

Ya le tenía yo echado el ojo a esta exposición y ahora tu post no hace sino confirmarme que no he de dejar de verla. un abrazo

pe-jota dijo...

Por lo que parece un excelente manera de poder observar como se produce la evolución de la mirada artística sobre el entorno en busca de una mayor conceptualización del arte, precindiendo se lo supletorio para centrar la mirada en la emoción que la obra nos transmite, sin sentirnos sometidos a la inmediatez.

Gato Nocturno dijo...

Ufff, arte abstracto... En mi opinión, reducir la naturaleza a rayas, cuadrados y puntos es cargársela. Quizá porque creo más en la existencia que en la esencia, me parece horrendo pretender plasmar la "esencia" de un paisaje. Yo me bajo en la parada del surrealismo, porque con el abstraccionismo y sobre todo con el minimalismo no puedo.
Salud y Libertinaje

Senses & Nonsenses dijo...

me matas con estos posts, más si son recomendaciones tuyas. no podré ver la expo, pero tendré en cuenta la fundación march si paso por la capital del reino.
me gustó la sorpresa...
un beso.

*gato se ha despertado destroyer total

hermes dijo...

Pues mira que voy por Madrid y casi nunca me pierdo una exposición, pero la verdad no conocía la Fundación Juan March, gracias por la recomendación.

Un abrazo

Vulcano Lover dijo...

Cvalda
aún tienes un tiempecito, que dura... pero no la pierdas de vista, que merece la pena. y si me avisas hasta a lo mejor vuelvo, porque está al lado de casa...

Cristina.
da igual que no te guste turner (a mí sí) lo importante es qe forma parte del argumento para explicar toda esta teoría de la evolución del arte... Hopper es uno de mis pintores fetiche, y recuerdo perfectamente el cuadro que describes. Sí, fue el año pasado... Ave no hay a muchos sitios... ¿de dónde vienes tú??
besos

Raúl
¿un facha cultural? mmm, eso habría que comprobarlo, jajaja. Sï existen otros mundos, pero están en este...
Un beso.

Carlitos sublime
De turner hay unos seis o siete trabajos pequeñitos, en acuarela sobre papel. Myu interesantes... te vienes a verlos conmigo?
besos

Antonello
por que não? Madrid está tão lindo no outono... seria um bonito começo da viagem...
beijos e obrigado

David...
cómo no te voy a creer... pero niño, ya sabes a quién tienes que llamar cuando te pierdes por este barrio... Además, te debo una comida de verdad.
Bicos.

Pon
Sí, claro que sí... subrayo especialmente todo lo que dices... es así, es una institución que tiene rigor para casi todo lo que hace, y eso en este tiempo de borreguización de la cultura, se aprecia.

El chico de la chaqueta azul
vendrás de improviso, como siempre?
Un abrazo

Pe-jota.
Son formas de ver las cosas. La actitud ante la vida no deja de ser miradas. Acumular miradas es uno de los tesoros de la vida, al menos para los inquietos como yo.
Besos

gatito
Qué heavy eres, Juana... La abstraccón no es algo directo, sino conceptual, es decir, hace falta estudiar por qué el arte caminó hacia ahí para poder asimilarlo y así disfrutarlo. Exposiciones así ayudan a ello. open your mind, my friend.
Besos

Senses.
La Juan March es un indispensable, siempre...Pero si vienes y no me dices nada... en fin, que te la tengo que enseñar yo y punto.
Ah, y besos... no fue difícil acordarnos de ti.

hermes.
Lo mismo que a Senses... La Juan March es para mi gusto la fundación que organiza las exposiciones más completas, argumentadas y documentadas de Madrid. Aquí uno no sólo viene a disfrutar del arte, aquí le hacen a uno reflexionar... y eso no tiene precio.
Un abrazo.

José L. Serrano dijo...

me falta el aliento desde que la ví

extenuantemente bella