25 de abril de 2008

Extraño



Siempre por el borde de la calle oscura,
Sin mirar,
Sin escuchar las flores rotas.

Detrás de las esquinas,
Como cuchilla fría,
Ese vacío que crece cuando lo escucho.

Impenetrable,
Incrustado en las entrañas,
Inútil.

Algunas tardes me traen descalza la extrañeza
Como un virus, sin tarjeta de visita,
Como un contagio casual que no tiene explicación
Ni cura que no sea el reposo.

Extraña la tarde azul,
Extrañas las nubes cruzando.
Extraña hasta tu piel templada,
Extraña mi propia sangre.

Y mi vacío que medra
Que sin remedio se escapa
Y se derrama
Sobre los dedos.

Con el sol se pasa,
Me digo,
Con el sol.
Sana, pequeño, sana.

9 comentarios:

gatchan82 dijo...

hay sentimientos y sensaciones de los que es difícil adivinar su origen.

Raúl dijo...

alfinal, cómo sana el pequeño?

Mart-ini dijo...

uffffffffffff

Mar dijo...

Es cierto, con el sol pasa. Al menos a mi siempre me sana.
Te leo desde hace tiempo y me gustas... porque contigo siempre aprendo nuevos sentimientos.

pe-jota dijo...

Suenas un tanto desasosegado, como si una cierta tristeza se te hubiera instalado dentro.

Senses & Nonsenses dijo...

...y tan críptico.
yo no es por meter el dedo en el ojo, pero te iba a escribir algo parecido a lo que dice pe-jota. es que además lo he leído con la banda sonora q nos has puesto. espero, de verdad, que estés bien, que sólo sea un mmto. bajo de la curva.
con el sol todo se pasa, o con el tiempo...

un abrazo.

Dark Angel dijo...

HUMMMM es cierto lo que dicen... se nota tristeza en el ambiente... de esas tristezas un poco oscuras que duelen bastante...
saludos desde mi lejana galaxia... que tambien espera sanar.

mikgel dijo...

Un algo que no has enfrentado, confrontado, asumido como propio, metabolizado, sudado. La huida hacia el sol no siempre es la respuesta.

Argax dijo...

Llego un poco tarde. Llego como no podía ser de otra forma yo que me alimento de tristeza no mortal a tus versos índice de un estado pasajero que da miedo pueda convertirse en crónico.

Un beso y te confirmo que con el sol se pasa.

De tus flores rotas el principio de tus versos han nacido otros inspirados en sentimientos parecidos. Por mis territorios puedes leerlos si quieres.