3 de noviembre de 2006

La vida es un Milagro

Suelo escuchar música pausada por las mañanas. Sin embargo hoy, por alguna razón, saltó a mi mp3 una de esas canciones trepidantes de las películas de Emir Kusturica. Iba a cambiarla cuando vi que mi voluntad se resistía... Sentí que mi cuerpo la necesitaba y seguí adelante con ella en medio de la multitud gris que, como yo, se dirigía al trabajo.


Life is a Miracle...

Life is a candy with a red hot chilli pepper filling inside
Life! are you ready?, you'll be a butterfly in the ultimate fight
Life treats you gently like Virgin Mary but then strikes back like Chriss Eubank
Life, it is full of surprise, crossroad to hell or paradise
But little did I know, mr Preacher man, what real life could do and shit could hit the fan
Life is beyond peace and war, destiny and God, I remember that time...
...when life was a miracle
as if Zidane plays for Liverpool
Life is a business risky and confused
God gave you a deal that you cannot refuse
Life is terrorism, globalism, optimism
give peace a chance, give war romance
When life was a miracle and pigs might fly that was credible
But little did I know mr preacher man, what real life could do and shit could hit the fan
Life is beyond peace and war, justice and crime
Do you remember that time when life was a miracle...


Y es que la vida da muchas vueltas. Día a día, semana a semana, mes a mes. Llena de trampas e ilusiones, de grandeza y debilidad, de locura y pasión, de dudas y aciertos... de incertidumbres. Un auténtico laberinto cuya exploración más se parece a veces a un viaje en una montaña rusa, acelerada por el ardor o la melancolía, según los días, pero siempre tocando el vértigo con los dedos. Ese vértigo que me ha llevado a recordar esta película. Una película que quizá resulta reiterativa ya que desde la fascinante "underground" poca cosa nueva nos ha descubierto el director Serbio. A pesar de todo, mi querido Emir sigue haciéndome sentir el milagro de la existencia y del júbilo de vivir cuando veo sus trabajos.

Life is a Miracle supera con más dificultades que otras películas suyas la inicial grandiosidad con la que está concebida. Aún así (a riesgo de ser una opinión absolutamente personal) a mí me convence. Kusturica desata en ella su fantasía surrealista hasta el límite, con todo lo malo y lo bueno que ello conlleva. Así, la historia sufre continuos desvaríos, dispersando la atención del espectador con facilidad en un sinfín de barrabasadas fílmicas que no tienen mucho sentido. Pero el despliegue de esa galería de personajes disparatados y llenos de vicios y cualidades humanas se me dibuja como un fresco extremadamente personal de la historia del mundo.

La locura, esa divina locura, toma el poder del guión, y a pesar de ello, Kusturica consigue una cierta elegancia argumental y estética. Él es un narrador nato y logra hacernos sentir con fuerza esa naturaleza humana imperfecta, donde la mezquindad de la corrupción y de los más bajos sentimientos humanos se mezcla con los más altos sentimientos, haciendo latir con insistencia ese milagro grandísimo de la existencia. Nos dibuja así una guerra de los Balcanes muy particular, crítica desde una óptica muy de humor y sutileza a la hora de denunciar la visión del conflicto que se dio desde fuera, y con el acierto de nunca juzgar a nadie. Kusturica no retrata vencedores ni vencidos, tan solo víctimas. Y a pesar de la dureza del contexto que nos retrata, siempre encuentra una ventana, un respiro, para hacer una exaltación de la vida y del hombre, a veces ruin, pero siempre capaz de amar.

El sexo y la ternura se convierten en absolutos redentores en este conmovedor relato antibelicista. En la crudeza más desoladora, el amor voraz e inevitable de repente se erige como razón única y desatada frente a la sinrazón. Siempre me conmovió la habilidad de Kusturica para dibujar personajes bastante soeces y primitivos, pero capaces de albergar sin fisuras una ternura infinita a la hora de amar. Todo un sentido homenaje a lo más noble que podemos expresar como seres humanos: el perdón, la tolerancia, el deseo... La Humanidad (con mayúsculas) queda reflejada, en su grandeza y su miseria, en su imperfección y su belleza. De la destrucción a la creación, de la violencia a al amor, siempre en ese sentido, siempre desde ese origen hacia ese fin. Quien la haya visto, no podrá olvidar jamás esa escena de Luka y Sabaha volando en su cama sobre las montañas de Eslavonia.

La música, como siempre en sus películas, es un personaje más, vertebrador de locura y danza, de sexo y violencia, de arrebato y lujuria, de esenfreno, de vida al fin...
Y es que, aunque muchos se empeñen en dinamitarlo, la vida, desde luego, es todo un Milagro. Susúrrenlo despacio, en sus despertares, en sus viajes al trabajo, en la hora de la comida, al contemplar el ocaso... Life is a miracle, life is a miracle, life is a miracle... nosotros con ella, de alguna forma, también lo somos.

10 comentarios:

NaT dijo...

Como se suele decir, ya la vida es un milagro en si; la mia, la tuya, la de él, la de ellos... Un milagro encontrarnos, un milagro sabernos, un milagro conocernos unos a otros cada día un poquito más.

¿Cuándo montamos en la montaña rusa?

Besos de lluvia

mikgel dijo...

No puedo con Kusturika. Y mira que lo he intentado. Es el único director que ha conseguido que me salga de una sala a media película. Cuando vi por primera vez una de él entendí qué siente esa gente que aborrece a mi adorado Woody Allen. Me da rabia. Me gustaría poder disfrutarlo. Pero es superior a mis fuerzas. Es como con Roberto Benigni, no puedo.

Anónimo dijo...

Yo esa peli no la he visto y si te soy muy sincero tampoco he leído la entrada del todo.

Yo me levanto sin música pero tal vez haga como tú, escucharé un poco de música pausada a ver que tal.

Anónimo dijo...

Esta película, no la he visto, pero lo poco que he visto de este director, Gato negro, gato blanco y Tiempo de gitanos, siempre me ha parecido tremendamente honesto, con una mirada llena de vida y alegría en medio de un mundo ruin y mezquino, aunque no podemos olvidar la controversia que le ha rodeado, y es que él si que pertenece a un mundo volcánico un Serbio de Sarajevo, centro Balcánico y Volcánico, y es dificil ser irónico cuando los odios y el oportunismo mandan en el día a día.
Besos por traer a un creador tan controvertido ;)

Vulcano Lover dijo...

Sí, fíjate, Mikgel, es un poco como Wody Allen... Hasta estuve a punto de ponerlo como comparación... Alguien que muchas veces hace la misma película (o películas muy similares) pero que tiene muchos seguidores incondicionales. Admito que a veces la locura extrema de su acción impide entrar en su universo... Pero sus películas tienen momentos de una poesía irresistible... si te dejas llevar...

EFESOR dijo...

Qué bien leerte a partir de algo importante de mi vida.

Recuerpo perfectamente cuando compré el DVD de esta película, fuismo dos los que lo compramos juntos, recuerdas? claro que si, Isabel. Con ella, con la chica del ático sin ascensor fui a comprarla y casi de imediato a volverla a ver. La peli tiene mucho de sobresaliente y también mucho de lo que dudar, pero siempre me gustó, a veces una peli se queda dentro simplemente por una escena, por un personaje, por un encuadre...

me gustó saber que piensas sobre la peli,.

por cierto, tienes un email.

Senses & Nonsenses dijo...

Life is a miracle... y tanto. Estoy viviendo un momento vertiginoso, de montaña rusa... y no sabes cómo me ayuda este texto. creación, deseo, amor, frente a la violencia o la destrucción. que existan ya es un milagro.
Será otra de mis próximas búsquedas en mi videoclub favorito.
un abrazo.

Mart-ini dijo...

Lo siento, pero solo en pensar en montañas rusas, me mareo...

luigi dijo...

Que dificil amar en tiempos revueltos... que dificil a veces amar... Siempre recuerdo aquello de que 'un dia la ternura movera el mundo' y me digo a mi mismo que ese dia no llegará nunca. O que si acaso llega durara poco. Aunque lo bueno si breve...
En fin... en las guerras no hay ni vencedores ni vencidos, eso se creen uno, pero lo unico que hay son victimas, todas con sus nombres y sus historias, por más que algunos se empeñen en camuflarlas como daños colaterales.
Hace más de un año, que en una ventana de un piso de la calle Brasil, cuelga un cartel que pone: "escribe en tu corazon que cada dia puede ser el mejor del mundo". Y paso por la mañana, y cuando lo leo siempre sonrio, aunque solo sea por cinco minutos... pero sonrio...

Anónimo dijo...

¡¡Si da vueltas la vida!! Vaya que si las da. Me gusta de vez en cuando retrotraerme un año para atrás y pensar en toda la gente que no había conocido entonces, todo lo que no había hecho, todo lo que he ganado -o perdido- desde entonces. Y me da vértigo. Mucho.