8 de noviembre de 2006

Crucigramas.

Siempre hubo un hilo de palabras entre nosotros. Tú aparecías y desaparecías, estabas o dejabas de estar. Pero tus palabras siempre trazaron un rastro. A veces torcido, intermitente otras, pero siguiendo una dirección que, a la larga, nunca se detuvo. Sí, siempre plagaste de palabras el camino. Quizá porque sí te espantaba el vacío, aunque pretendieras que no.
Pero al final te fuiste. Durante algunos meses el vacío tomó forma y casi se hizo tangible... No, claro que a pesar de ello no olvidé. Además, siempre fui hábil para seguirte la pista: amigos comunes, sospechas, evidencias de tu tímida, pero existente, vida pública... Todo me sirvió de ayuda, usado con inteligencia. Era difícil, pero no imposible. Tampoco fue un buen momento para ti, lo he ido sabiendo, casi adivinando. Me ha servido el hecho de que nunca hayas dejado aquel trabajo, casi afición, de escritor de crucigramas en un periódico local. Admito que tardé algunos meses en darme cuenta. Antes, ¿recuerdas?, solía hacerlos siempre por sonreírme con las palabras que introducías inspiradas en las cosas que nos pasaban. En los últimos tiempos, sin embargo, ya casi no lo hacía, o lo hacía muy poco...

Fue hace un par de meses, al observar a mi hermana hacer tu crucigrama, cuando surgió aquel nombre propio (5 vertical, 8 letras). Aquello me hizo pensar. Comencé a devorar la página de pasatiempos día a día. Intenté incluso recopilar todos los ejemplares anteriores que pude. Cada día, una palabra, siempre en el vertical 5. Las palabras parecían tener sentido si las encadenaba cronológicamente. La frase, lo descubrí al ir componiendo los más antiguos, era siempre la misma, que se repetía una y otra vez. Era una cita de mi libro favorito. Algo inocente, pero que me martilleaba la cabeza... ¿Casualidad o intención?

Hace ya demasiado que he olvidado las razones... Quizá porque durante mucho tiempo pensé que sólo las tuviste tú. Ahora, supongo, también las tengo yo. Y sin embargo, aquí estoy, descifrando tus crucigramas, inventando nuevas razones para creer que existes otra vez.
Hoy, de casualidad, he descubierto que esa misma cita la escribí como inicio del primer mensaje que te envié, cuando nos conocimos. Para ser sinceros, lo había olvidado. ¡Se olvidan tantas cosas por obligación! Al toparme con ella de bruces, una indescifrable catarata de palabras se ha desmoronado por mi garganta, ahogándome por un instante. Todas esas palabras han terminado esparcidas por el suelo y se han transformado, cada una, en una misma palabra, repetida. ¡Hay tantas palabras que cada día se transforman en esa única palabra! No creas, también me he dado cuenta que, en el vertical 3, repites siempre un mismo vocablo (al menos aparentemente): 5 letras, comenzando por D. Y yo, como un tonto, intento encajarlo sin éxito, día a día: DESEO. Pero nada, nunca encaja... Menos mal que mi lapicero es largo y siempre lo mantengo afilado. Debe ser cuestión de seguir intentándolo.

14 comentarios:

Luís Galego dijo...

"una indescifrable catarata de palabras..."

todo o teu texto é um rosário de palavras tristes, enigmáticas e belas....que bom ter-te descoberto!!!

Saludos
Luís

NaT dijo...

Tenías toda la razón del mundo, me iba a gustar, me gusta.
No tengo hoy muchas palabras, pero sabes que me ha encantado leerlo
Besos de ceniza

Carlitos Sublime dijo...

Ufff... qué duro es lo que cuentas. Y qué bello. Es para imprimirlo, leérselo muchas veces y tomar buena nota. ¿Sabes? Yo también hago una revista, y en cada uno de sus números suelo incluir un guiño a mi novio, a mi niño favorito. Él, que oficiosamente lo sabe, creo que ya lo busca siempre...

Mantén afilado tu lápiz. Y sigue intentándolo. Tengo un buen presentimiento... ;-)

Besos, sevillano (como yo)

Carlitos

mikgel dijo...

guauuu qué preciosidad, me encantaría hacer todos los días el crucigrama esperando ese guiño suyo de escribir una frase que antes le escribí yo. Precioso.

EFESOR dijo...

yo me siento orgulloso con lo que consigo, ya sabes, 7 letras, comienza por O y está flotando en mi armario... esas cosas son las que mantiene a la gente unida, no? al tanto de lo q pueda seguir pasando...

Mart-ini dijo...

Pues si, sera menester seguir intentándolo

Besos viajeros, con permiso.

Senses & Nonsenses dijo...

ni duro, ni triste, a mí me ha parecido sublime. me encanta. e insisto, me siento muy identificado, con el primero y el último párrafo. estás muy grande últimamente, vulcano lover, grande, grande.
bon voyage.
un beso.

Azul_oscuro dijo...

Mientras que tu lápiz siempre esté a punto...todo podrá intentarse, y conseguirse,claro está.

Los crucigramas y las palabras.El arte de sugerir cuando se dejan mensajes ocultos para ser descubiertos,me encanta

Un placer,como siempre.He vuelto,de resaca de guiri.Besos,azules.

Naxo dijo...

Y para olvidarte abandoné nuestros crucigramas y busqué el merecido descanso en los aparentemente vacíos sudokus pero, sin saber cómo, conseguiste tranformar sus números en cifrados mensajes de amor...

belga_seg dijo...

No te llamarás Diego, no? David, a lo mejor? Danié si lo pronuncias en sevillano? :P... Podría haber escrito tu nombre, y tu nombre puede significar más que deseo ;)... De todas formas, mientras esa palabra no sea "dolor"...
Me han encantado tus crucigramas ;). Además, son de letras, no como los sudokus esos....muak!!!!

un hombre virtuoso dijo...

...mi vida es un cruce de palabras y no siempre consigo enterarme de cual es la que me cuadra con el resto... es bonito, gracias...

Anónimo dijo...

Nuevamente me vuelves a impactar con este crucigrama de sentimientos y búsquedas, porque muchas veces, tal vez demsiadas, buscamos señales en las coas mas sencillas.
Tal vez me impacta aún más sabiendo que estás tan cerca

Enis del mar dijo...

Uy, un Codigo Da Vinci en tu vida....

hermes dijo...

Las palabra se cruzan, forman otro significado, los pensamientos a veces tambien, los sentimientos rara vez. Es muy importante el tener el lapicero siempre a punto.