29 de noviembre de 2006

Bálsamos en forma de ocaso.


OCASO EN HOLLYWOOD


Extracto del libro: IL VIZIO DEL CINEMA, de Gianni Amelio, director de cine italiano.
A propósito de la película: El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard), de Billy Wilder, 1950.

Me he permitido traducir del italiano este pequeño artículo que forma parte del delicioso ensayo de Gianni Amelio, porque a la hora de hablar de esta grandísima película sobre el mito, el arte y la decadencia humanas se me iban las palabras al infinito. Y realmente poco hace falta para destacar su grandeza.
Así, como en la película, a través de una anécdota, el autor viene a dar una pincelada certera sobre esta inmensa película de Wilder.
Dedicado a todos los que amamos esta película imprescindible de la historia del cine.


"No soy yo quien vuelve al cine, es el cine quien vuelve a mí". Parece que fue ésta la respuesta de Eric von Stroheim durante una rueda de prensa en la Paramount, antes del rodaje de "Cinco tumbas al cairo" de Billy Wilder. Corría el año 1943 y su última película como director, "La reina Kelly", se la habían quitado de las manos en el año 29 al tiempo que nacía el cine sonoro. Con el paso de los años, sobre todo en Europa, se ganaría el pan actuando, pero su estela de gran creador se había acabado para siempre.
"Fugitivo de Hollywood" era el nombre de un libro sobre su vida que leí cuando era niño. Sin embargo, el título original, tenía otro significado: Hollywood Scapegoat , es decir, el chivo expiatorio de Hollywood. Y es que de Stroheim (en palabras del autor del libro, Peter Noble) "se quiso hacer artificialmente un símbolo negativo, siendo escogido para espiar las locuras y las extravagancias de la ciudad del cine en los así llamados clamorosos años veinte (the roaring twenties) ".

Wilder lo veneraba, y con razón. Estaba aún en sus inicios como director cuando se conocieron, y le pareció un milagro poderle confiar el papel de Rommel en su película ambientada en el Sahara y rodado en Arizona (la citada "cinco tumbas al Cairo"). Se hablaban, imagino, en su lengua materna -procedían ambos de Viena- y Wilder desveló más tarde que el "von" que exhibía el maestro era una inocua coquetería: se hacía pasar por noble, pero había nacido -como Wilder- en un barrio popular, y su acento lo traicionaba... No sin embargo su porte, que le permitió exhibir dentro y fuera de la pantalla una autoridad al límite de la arrogancia. Despiadado consigo mismo y con su mundo en sus mutiladas obras maestras (Greed, The Merry Widow), intransigente hasta la autodestrucción, dilapidó el éxito como si fuese un arma corruptora y dejó a las generaciones futuras la obligación de hacer las cuentas con su genio.
El crepúsculo de los dioses no podía evitarle. La fuerza intacta de esta obra maestra está más allá de las vicisitudes que cuenta. Está en el retorno a las vidas de sus intérpretes. No sólo porque la Swanson y Stroheim se habían literalmente dejado vente años atrás sobre las cenizas de una película inacabada, sino también porque su moraleja humana, aún en lo degradante, tenía aún un aura de grandeza. En ello consistía la nobleza de Stroheim, director y actor. Y él mismo, más allá del "von", era consiente de ello. Wilder recuerda que durante su primer encuentro con él, buscando decirle algo que pudiera agradarle, hizo la siguiente observación " ¿sabe por qué, señor Stroheim, ya no le hacen dirigir películas? Porque usted se ha anticipado siempre diez años a su tiempo..." A lo cual Stroheim, glacial, contestó: " Veinte, querido, veinte..."

Gianni Amelio

La escena final, imborrable de la memoria de quien la haya visto, es una auténtica obra de arte...


Colaboración de Pe-jota.

Nos traes a tu blog no sólo una película emblemática si no a unos genios del cine, personas que no solamente brillaron en la pantalla si no que brillaron por su intelecto t buen hacer, cine en estado puro, capaz de asimilar la realidad y transformarla creando parábolas que no sólo reflejaron los tiempos en los que les tocó vivir si no que hoy en día podemos aplicarnos muchas de las reflexiones que nos propusieron, adelantados en su época, adelantados que los conviente en contemporaneos, reyes del celuloide, Billy Wyler nos hizo reir con su fina ironía en con Faldas y a lo loco, nos conmovió en Irma la Dulce, nos fascinó en Testigo de cargo, reflejó la otra cara del periodismo en Primera Plana, esto sólo por nombrar alguanas películas. Erich von Stroheim, leyenda del cine, director sobretodo recordado por esa magnífica Viuda alegre, que puede ser considerada como su única obra integra, Ya que los estudios no meterieron la tijera, pero el personaje en este caso supéró con creces a su obra y por último Gloria, Gloria Swanson, leyenda del cine, del mudo pasó al sonoro, desde 1915 en que debuta en la pantalla y su conversión en icono y mito de la mano de Cecil B. DeMille, hasta esa magistral Norma Desmond, en su último papel, en el papel de su vida, esa princesa Salomé, esa estrella retirada que pasará a simbolizar todo lo que de bueno y malo posee esta industria del cine, parábola del olvido, parábola sobre injusticias y deseperaciones, y el veneno de las cámaras, Y amigo mio esa bajada de la escalera del final de la película, esa escena que te deja petrificado, absolútamente magistral y grandiosa.Ahora mismo cierro los ojos y puedo rememorar con facilidad el rostro de Gloria avanzando hacia la cámara.....

18 comentarios:

Nortestharj dijo...

Uffff... hoy no lo leo, sorry, lo dejo para más adelante.
Así que dejo mi pequeña huella para que sepas que acecho en la oscuridad... tened cuidado... :P

Un beso del Norte

Pedro dijo...

Pues yo sí qu elo he leído y me mola mucho. No he visto "El ocaso de los dioses" pero prometo hacerlo. Tú la tienes? Podríamos echar un ratillo viéndola, no?

Me siento un inculto cuando leo estas cosas tan tuyas. :P

Besotes.

P.D. Ah! Y no te preocupes por mi mirada hacia el futuro. Suelo ser tan optimista que peco de inocente, a veces. Lo de mi post era por el desánimo que observo a mi alrededor.

Rebesotes.

inquilino dijo...

No te lo vas a creer, pero esta mañana de camino al trabajo escuché un programa de radio sobre Wilder y su Sunset Boulevard. Ays, qué magnífica película. ¿Me invitarás a verla un día de éstos? ;-)
Besos, guapetón

Alfredo dijo...

I'm ready, Mr. DeMille!

Vulcano Lover dijo...

norte gracias por hacerte ver un poquito... siempre me dejas con las cosas a medias... será esto el inicio de una relación malasana, como otras que creo que tienes??
pedro, por mí sería un placer, pues adoro esa película. Además, verla junto con alguien que no la ha visto es un doble placer, por ver cómo la descubre... Lo hablamos, de momento he dejado una escenita enlazada, para abrir boca. Yo también tengo muchas ganas de verte de nuevo.
inquilino nuestras casualidades... jejeje, me lo creo totalmente. Ays, esas famosas sesionas de vídeoclub que al final no terminamos nunca de montar... Ya hablaremos de ello en persona mejor. Un beso enorme, guapa-
alfredo, te sigo en tu diario de china, pero de momento no te comenté. Me encanta verte por aquí... Jejeje, después de leer tu frase me decidí a poner la escena, para que la disfrutéis... qué escena, qué glamour, qué maravilla!!! qué grande es el cine. Un beso.

lobogrino dijo...

Por fin entro a visitarte.
perdona que no lo haya hecho antes: no quería engancharme a "otro".
No creo que seamos tan opuestos tampoco.
Sólo que tú eres un intelectual culto y yo interpreto en papel de rompetechos cazurro (que igual es lo que soy) por puro divertimentto.
Me debes una visita. ;)

Anónimo dijo...

BIG VIC:
mE CAI. ESTY DE BAJA CON LOS BRAZOS CONTUSIONADOS. eS PA QUE LO SUPIERAS. JEJEJE.
aNIMO CON TODO. BESOS
ARRIBA LA MERITOCRACIA1 ABAJO EL FACTOR HUMANO , LA SDANGRE Y EL ENCHUFISMO.
besos

vIC

pe-jota dijo...

Querido Vulacano, nos traes a tu blog no sólo una película emblemática si no a unos genios del cine, personas que no solamente brillaron en la pantalla si no que brillaron por su intelecto t buen hacer, cine en estado puro, capaz de asimilar la realidad y transformarla creando parábolas que no sólo reflejaron los tiempos en los que les tocó vivir si no que hoy en día podemos aplicarnos muchas de las reflexiones que nos propusieron, adelantados en su época, adelantados que los conviente en contemporaneos, reyes del celuloide, Billy Wyler nos hizo reir con su fina ironía en con Faldas y a lo loco, nos conmovió en Irma la Dulce, nos fascinó en Testigo de cargo, reflejó la otra cara del periodismo en Primera Plana, esto sólo por nombrar alguanas películas. Erich von Stroheim, leyenda del cine, director sobretodo recordado por esa magnífica Viuda alegre, que puede ser considerada como su única obra integra, Ya que los estudios no meterieron la tijera, pero el personaje en este caso supéró con creces a su obra y por último Gloria, Gloria Swanson, leyenda del cine, del mudo pasó al sonoro, desde 1915 en que debuta en la pantalla y su conversión en icono y mito de la mano de Cecil B. DeMille, hasta esa magistral Norma Desmond, en su último papel, en el papel de su vida, esa princesa Salomé, esa estrella retirada que pasará a simbolizar todo lo que de bueno y malo posee esta industria del cine, parábola del olvido, parábola sobre injusticias y deseperaciones, y el veneno de las cámaras, Y amigo mio esa bajada de la escalera del final de la película, esa escena que te deja petrificado, absolútamente magistral y grandiosa.Ahora mismo cierro los ojos y puedo rememorar con facilidad el rostro de Gloria avanzando hacia la cámra.....

AMAPOLA dijo...

a 120 km
No me pude resistir a la velocidad, la oscuridad y el calor del momento, allí estaba él atento, concentrado ignorándome, de cabeza al pavimento, con su boca silenciosa y su perfil inmutable.
Estaba aburrida, melancólica, no podía comprender cómo el fuego se había desaparecido, que sus dedos no me acariciaban con desespero, que sus labios estaban fríos, vacíos sin los mios sin proposiciones obsenas ni juramentos de amor eterno.

Sigilosamente acaricié por sobre su pantalón, me encanta esa tela suave que deja sentir la textura de su entrepierna con generosidad, desatando mi imaginación, mi humedad, mis deseos, todas mis "malas" intenciones. Comencé a manosearlo sin pudor, en silencio, a 120 km por hora no son necesarias las palabras, recordé el comienzo de Bajos Instintos 2 y mi calor aumentó y la entrepierna de él se puso tibia, y un vapor humedeció su boxer para mí. Me ví en la obligación solidaria de bajar el cierre, ya no cabía dentro de él tanto volúmen, su erección se hacía incómoda sin "mi pequeña ayuda" el continuaba en silencio, saboreando ésta nueva forma de regreso a casa, faltaba aún una hora, asi que continué mi acto de presencia ésta vez abrazando su miembro con mi mano sudorosa con movimientos para arriba y para abajo, 10 15 20 minutos qué se yo, sólo sé que él gozaba y esbozaba una pequeña sonrisa, el acelerador de pronto iba en aumento, comencé a lamerle suavemente, recordaba el episodio de un accidente que había habido hace algún tiempo en Santiago en donde una mujer quedó atrapada mientras hacía sexo oral para risa de todos los pacos que concurrieron a socorrer a los calientes accidentados, continué a pesar de la poca conciencia de peligro, saboree cada minuto de placer que le dí en esa carretera. De pronto sin más se detuvo a una orilla del camino y se me abalanzó con todo su deseo desatado, me manoseó con rapidez, me desnudó en un instante, se sumergió en toda mi geografía con ese roce que sólo saben dar los hombres bien peludos, de manos fuertes, que agarran las nalgas de una para moverlas al compás del deseo sumergido, recordé aquella sensación de sofoco que lo vuelve loco, que lo deja satisfaciéndome como a una loba en celo, asique presione su garganta como a él le gusta, y un pequeño quejido de ahogo y de placer me hizo enloquecer varias veces, la lamida de por sí ya lo había dejado bien duro, ya los vidrios estaban vaporosos y nuestros cuerpos pegoteados por el apetito voraz, que una vez satisfecho nos hizo bajar los vidrios para terminar de regresar a seguir dándole en el sofá y finalmente en la cama, fue un regreso muy cansador...como para repetirlo.

Un abrazo, te espero...

ERÓTIKA dijo...

El silencio me ha dejado nuevamente abandonada
a mi suerte
al viento
al consuelo de las horas
que faltan a tu encuentro.

Allí estarás denuevo
con los brazos abiertos
con el alma de tus versos
que me esperan en tu boca.

Tus palabras se han dormido en una frase
en un revolcón de ansiedades
y muda expectativa.

Como si fuera aquel encuentro predecible
como si nuestros cuerpos
se conformaran con acasos.

Allí estarás denuevo
como en días pasados
como en antiguas estaciones
saboreando mi presencia.

Mart-ini dijo...

Aunque no te lo creas, no la he visto, así que me la apañaré para este finde....

Reality Bit dijo...

Yo tampoco he visto la peli, y sé que es casi un sacrilegio, así que no he visto la última escena que pones. Supongo que hasta ahora no ha surgido el momento para verla, estas grandes películas necesitan grandes dosis de predisposición. Cinema Paradiso estuvo en la estantería de mi casa durante tres años hasta que pensé que era el momento. Soy raro hasta para eso.
Saluditos apretados.

Vulcano Lover dijo...

logobrino
No soy tan intelectual como parece... a veces las pariencias en gañan (afortunadamente)... En fin, tengo pendiente visitarte. Aún no sé muy bien dónde, pero lo averiguaré.
BigVic
Pero niño, cómo te has caído??? En fin, guapo, te llamaré para darte mimos.. Pobretico!!! Mal tienes que andar para no opinar de nada de lo que digo... Besico
Pe-jota
Gracias, encanto... Te devuelvo los honores que siempre tienes tú conmigo. Besos.
amapola y erótika que habéis entrado casi de la mano en mi blog, y desde el mismo lugar, al otro lado del océano... Bienvenidas. Besos para las dos.
mart-ini
Sí, pillala y la ves, así la podemos comentar cuando nos veamos (porque nos vemos, no???)Besos, guapetón, que tenemos una conversación ahí pendiente...
Reality Bit Bueno, creo que la película no pierde tanto por ver previamente su final, pero vamos, que mejor que la veas entera, porque es una de las imprescindibles... Fíjate, sin conocerte mucho, sin embargo me sorprende que no la hayas visto antes... Ahora sí, cuando la veas me pones un correo y me comentaas qué tal... Cuídate y ten buen fin de semana amigo bitreal. AH, y besos estrechitos.

NaT dijo...

Al final vas a tener que organizar una sesión de video en casa, nos acoplaremos como podamos, que yo tampoco la he visto, porque seguro que la recordaría.

Al final anoche no hablamos, ando liada, liadaaaaa y me va a pillar el toro que lo sé.

Besicos, hoy me toca quedarme en casa :(

Vulcano Lover dijo...

Nat, guapísima: Vaya vaya vaya... Igual a vosotros no os gusta la peli ni nada... en qué apuro me metes, a ver si salgo a gorrazos... En fin, después pongo unas cositas de beber y asunto olvidado, jejeje.
No, anoche no hablamos, te esperé, pero me entró el sueño (luigi me ayudo con la espera...)Bueno, al menos hablamos, vale? Lo de los lugares oscuros, se puede negociar, jijiji.

lobogrino dijo...

Genial película e inolvidable final.
Gracias por ponerlo: hacía tiempo que no lo veía.

Perdona:
www.lobogrino.bitacoras.com

Aviso: el dominio bitacoras es un asco y va muy lento con lo cual igual te cuesta entrar o dejar comentario. Pero si tienes paciencia...

Saludos.

luis galego dijo...

Este filme provocou em mim grandes sensações, logo por ser narrado por um morto. Por outro lado a grande Glória Swanson descendo aquela grande escadaria é um icone da grande representação. Em Londres tive a oportunidade de ver a adaptação de Sunset Blv, magistralmente interpretada pela excelente Elaine Page. Aliás ainda associo muito Londres a este espectáculo. A banda sonora acompanha-me muitas vezes quando em viagens longas de carro.

I am ready, Mr Vulcano Lover!

Senses & Nonsenses dijo...

es una de mis peliculas favoritas, una de las que siempre estaría en una hipotética lista de pelis de éstas que llevarías a una isla desierta.
tuve la oportunidad de verla en pantalla grandes, y fue algo similar a un orgasmo. en serio.
un abrazo.