1 de diciembre de 2006

Arrastres

Aquella mañana, en medio de la rutina y enredada entre papeles y programas informáticos, te llego esa palabra. Y se detuvo tu tiempo. Seca, sin preludio. Esa palabra que te arrojaba así (sí, así de fácil) a un vacío interior, a un enajenamiento de ti, de tu física realidad, de tus manos y tus párpados. Y en aquel vacío, aún, la noche aquella que no has olvidado. Aquella en que me crucé contigo. Ya entonces lo supe. Supe que tenías una puerta de atrás, un pasillo difícil por el que a veces caminabas, atravesando el nervio copioso de tus espinas. Imaginé cómo en tardes de viento amargo, en tardes malvas de bolero ahogado, arrastras tu equipaje de aceros blindados. Con él arrastras vidas que no has vivido. Y arrastras sueños que trepan por la memoria de tu mirada. Y arrastras la oscuridad, esa oscuridad que brota salvaje, envuelta de aguas frías. Y arrastras también secretos, realidades inútiles que empujan su peso sobre el latido del beso. El beso que se hunde en tu piel y te envenena de humanas perversiones. Y arrastras personajes que no son, que se reproducen en tu sueño y en tu garganta, que copulan infames sobre tu lengua, que sesgan la física blanca de tu respirar. Te lo dije una vez, soplando mi ardor en tu oído. Es la hora del murciélago afilado, del banquete de sangre negra, aciaga, sabrosa entre tus pupilas. Pero después te aseguré que el alba siempre llega. Y con ella, ese viento cálido, dulzón, que te anuncia que el equipaje, ése que arrastras desde que mi mirada te atravesó, será disuelto en polvo inútil, en luz inocua. Y así seguirás tu camino sobre el sol. Ligero, desnudo, lleno de olvido, sobre la playa amplia de un recuerdo que esquiva las olas, esas mismas que te bañan amables los pies... Así pues, no tengas miedo, acércate más, sólo un poco más.

19 comentarios:

hermes dijo...

Creo que a todos en un momento u otro nos ha llegado esa palabra que nos ha perforado el cerebro, que nos ha paralizado, porque sabemos que es el principio y el final de algo.

NaT dijo...

JOOO, niño! soy casi yo misma en esas palabras
¡¡¡me gusta, me gusta!!!

¿Crees que podré acercarme? ¿Acercarte un poquito más a mi?

Besos lindo! a ver si tenemos mañana un baquete, sin sangre, claro.

Muacksssssssssssssssss

pe-jota dijo...

Querido Vulacano, siempre me asombras, y logras dejarme sin aliento al leerte, tu capacidad para taladrar el alma humana y asomandote a su interior reconocer esos oscuros pasjes que nos torturan esos recuerdos clavados cono dagas en nuestras almas. Todos en un sentido u otro podemos sentirnos identificados, porque en el fondo somos almas heridas, pero lo importante es saber que esas heridas siempre alcanzarán la cura necesaria si sabemos dejar que la luz vuelva a entrar en nuestros oscuros ojos y torne a iluminar nuestro interior, despertandonos de las pesadillas que nos han acosado.

Darilea dijo...

En algún momento de la vida nos acude a buscar esa palabra que jamás deseamos que retumbe en los oídos y sin embargo nos acecha tras una esquina.
Besitos Vulcano.

Darilea dijo...

Lo siento, soy yo otra vez, se me olvido de darte las gracias por la visita a mi blog.
Un beso y buen fin de semana.

J. H. dijo...

Una palabra que, quien más o menos, todos hemos oído o dicho alguna vez.

inquilino dijo...

Ays, esas puertas de atrás, esos pasillos difíciles... Sigues críptico... Y yo con mi criptoanálisis ;-)
Hablamos :-)

belga_seg dijo...

por qué a veces nos da tanto miedo a acercarnos, cuando realmente nos morimos por sentirnos cerca?... es algo que nunca entenderé. un besito!

Blue dijo...

siguiendo lo que dice belga_seg, es tan sencillo como el miedo al rechazo. A veces, ansiamos oir unas palabras que no llegan y otras no nos atrevemos a pronunciarlas por si no son bien recibidas. Hablar, es la última frontera. Si verbalizamos las cosas es como si las hiciesemos reales, mientrás que en el silencio de nuestras cabezas estamos protegidos.
A mi me gustan las palabras, aunque sean equívocadas...

Senses & Nonsenses dijo...

te he dejado para el final como los buenos postres, y como siempre, me has encantado. hacía algún tiempo que no he podido pasar por aquí y veo que estás enorme. no sé si es una ilusión o cosas de la realidad virtual pero, por qué me identifico tanto con todo lo que escribes, y con lo que escondes.
pasillos, puertas de atrás, equipajes blindados... siempre con secretos
te echaba de menos.
un abrazo.

luigi dijo...

"Pero después te aseguré que el alba siempre llega. Y con ella, ese viento cálido, dulzón, que te anuncia que el equipaje, ése que arrastras desde que mi mirada te atravesó, será disuelto en polvo inútil, en luz inocua."
Es una de las razones por las que algunos dias soy capaz de seguir en vez de pararme en seco... Me viene el texto hoy como anillo al dedo... Beso!

Anónimo dijo...

ays ne duele, pero h venido a trabajar.
Cuidat precioso, espero que te diera tiempoa todo en el finde.
besos
de big vic

Vulcano Lover dijo...

Hola a todos... qué acompañadito me habéis tenido el blog el fin de semana...
hermes
gracias por tus palabras, siempre eres bien venido por aquí. Besos
nat
Ya lo hemos dicho todo en persona... como muchas veces... A ver si esta es finalmente una semana especial (seguro que sí) pero sin sangre, claro... O poquita ;-) besitos volcánicos
Pe-jota
tus palabras siempre me parecen demasiado... Aún así las aprecio. Sí, todos hemos tenido pesadillas vitales alguna vez... La mañana y la luz siempre llegan... Pero ya sabes, es que hay sueños recurrentes... Besos, amore
darilea
Sí, hay palabras que nos acechan. A veces ni siquiera sabemos que existen, pero nos acechan y de repente, nos asaltan. Mejos estar preparados. La vida es así, supongo-. Besitos
JH
Sï, palabras escuchadas y palabras pronunciadas... Somos actores en ambos sentidos... Y así se van forjando los nudos humanos del mundo. Un beso grandote.
inquilino
Ya sabes que me encanta que juegues a criptóloga... o a lo que quieras... a mí, me encanta jugar, ya sabes. Pero... de verdad ves tanta incógnita... Una historia que le puede pasar a cual quiera... no??? :-P Besosssss
Ana
Anita, tengo pendiente dejarte comentario... a este paso, cambias el post... voy fatal estos días... Esa extraña dinámica de la timidez, del pánico ante el abismo del ser amado, ese vértigo del abandono en el placer de una mirada o de una caricia, o de un abrazo... A veces, somos inexplicablemente extraños...
Muchos besitos, guapa
Blue
Gracias por tu visita y tus palabras. Te entiendo, el miedo a verbalizar, a sentir que eso hace real los sentimientos... más real, acercando ese hipotético fracaso, al rechazo de quien nos importa... A veces sin embargo las palabras pueden ser un arma de doble filo, no crees??? Yo, aún así, prefiero usarla hasta el final... Siempre la palabra, siempre el verbo, siempre...
Un beso
Senses
No sabes cuánto te he echado de menos... Preocupado incluso porque no volvías... Ahora más tranquilo, de verte comentar y escribir... Espero que las cosas vayan bien... Chateamos un día de estos y me pones al día. Gracias por los piropos, inmerecidos. Mi fan incodicional preferido...
Besos.
Luigi
Ya sabes, mi niño, aplícate el cuento... Si es preciso, puedes llamarme para que te pinte yo el sol, quieres??? Hasta te lo puedo pintar al oído... pero, ya sabes ;-) Besos, guapísimo.
Victor Me alegro que estés mejor... Igual te hago caso y cambio de registro... a ver qué sale... besos.

Gato Nocturno dijo...

¡Hola querido!
Pues mira, la pregunta que me has hecho en el blog sobre si un libertino puede o no tener pareja es una discusión bizantina que mantuvimos en CQL durante unos cuantos meses. La facción más radical, minoritaria hasta la casi inexistencia, era partidaria de la más completa promiscuidad animal y del rechazo de todo sentimiento humano en favor del instinto bestial, propio del estado de naturaleza del hombre y, supuestamente, más limpio de cadenas que los llamados sentimientos que han sido forjados en contextos socioculturales nocivos. Yo, por mi parte, exponía que el hombre es per natura un animal SOCIAL, y que la autonomía y autosuficiencia no implican la total deshumanización que acabaría llevándonos al estado de todos contra todos (como en el libertinaje de derechas sadiano). En cambio, propuse el concepto del HARÉN y sostuve que es permisible sentir una cierta estima, aprecio, confianza, etc por determinadas presas que elevamos al rango de amantes, y de estos amantes nombrar como nuestro favorito, como nuestro consorte, a uno en particular si así se desease. No obstante, para que el libertino siga siéndolo sin que el consorte obstaculice su carrera es imperativo que vaya alternando con otras personas, sin encadenarse al favorito. Y es que lo que sí que seguimos condenando y condenaremos per secula seculorum es la monogamia: no han sido pocos los desvergonzados que en nuestro seno se atrevieron a proclamarse libertinos a la vez que enarbolaban una visión monogámica, romántica y sentimental del mundo. Como es lógico, fueron debidamente expulsados e incluso en ocasiones purgados al persistir en sus actitudes.
Salud y Libertinaje

Gato Nocturno dijo...

Se me olvidó añadir que al final la facción radical terminó por cambiar de opinión y aceptar la proposición del consorte. Hoy día podríamos en un principio consideraros a tí y a tu novio como dos libertinos, puesto que no sois monógamos. Te recomiendo de todos modos que leas el artículo "De las virtudes de un gato", es muy completo.
Salud y Libertinaje

Mart-ini dijo...

creo que es de lo mas hermoso que te he leido hasta ahora... y llevo unos meses haciendolo...

un beso sin permiso ni nada

Vulcano Lover dijo...

gatito, gracias por tus explicaciones y definiciones al respecto. Me siento más tranquilo al saberme un gatito con carnet ;-)) La monogamia (afectiva) sin embargo, a veces se impone como una elección que resulta la solución menos mala... Uno no tiene dos vidas, y realmente es necesaria (para algunas cosas) la exclusividad, al menos cuando la vida llega a cierto punto... En el fondo las elecciones se van cruzando en la vida de forma inevitable y aunque no queramos, poco a poco nos van determinando sendas desde las que es más difícil cambiar rumbo... Yo sigo ahí, en la lucha. En el intento... Pero cada vez se hace más dificil, más arriesgado, el cambio... ¿cobarde? No lo sé. Algo libertino, por fortuna aún sí...
Besos libertinos... Es más fácil hablar de ésto sin literatura, pero bueno...
Mart-ini gracias por tus palabras... hoy no te he podido cuidar mucho... Hablamos por teléfono un día de éstos? (no te tengo pillado el turno, sorry).
Guapo, seguro que nos vemos pronto. Muchos besos

lobogrino dijo...

Simplemente precioso.
Y precioso cuadro.
Todo un placer para los sentidos leerte.

Nota: www.lobogrino.bitacoras.com

El dominio bitacoras.com es un asco de lento y a veces cuesta dejar comentarios. Pero con paciencia...

Da gusto venir a visitarte.
Un abrazo.

Fenjx dijo...

:)
a veces solo un poco más
es justo la distancia necesaria
para romper la distancia
y poder al fin abrir las manos
y dejar soltar las maletas
y desnudarse de todo
y quitarse también la ropa
y desaparecer de todo
menos de esa cercanía