2 de febrero de 2007

En un muro de piedra...


En un muro de piedra la encontré, aunque en aquel momento no era de piedra-piedra, al menos el decorado. Y coincidió que su imagen pública acababa de cambiar para converirse el algo indudablemente satánico. Pero sólo había que leerla para matizar ese satanismo. Aquella historia de ordenar las cintas de VHS me hizo tirar del hilo. Y ya después, sinceramente, no sé cómo sucedió todo. Pero sucedió que nos cruzamos, y que nos volvimos a cruzar, y a la tercera surgiste con fuerza y nerviosismo, una voz en el móvil, tan dulce, tan lista para que la mimaran... Y tú misma, surgiendo de aquel café de malasaña, con esa sonrisa que no se puede explicar hasta que la ves, y con ese abrazo así, fuerte fuerte, anunciado, pero no por ello menos intenso. Porque intensos lo siguen siendo cada vez que los repetimos.
Esto pretendía ser un regalo, y yo sin saber aún cómo hacer para que lo sea... Cómo hacer para que sea un regalo contar que la persona a quien le quieres regalar es, a su vez, uno de los regalos más bonitos que el blog me ha dado... Porque así es. Yo, con mi escepticismo de las relaciones a través de esto, y ella, como un huracán, rompiendo mis esquemas, haciendo nacer todo un universo de personas de carne y hueso, todas ellas especiales, como ella, así, de repente...
Gracias Nat, por los momentos de este último año. Por acompañarme en ser siempre los mayores del grupito sin dejar de ser los más jóvenes de espíritu, gracias por tu espontáneidad y tu escucha, por tu complicidad y por tu rebeldía, que me han reconfortado mucho con el mundo y con es otra forma de estar en él. Por hacer y ser como te gusta y no dejarte arrastrar por la crítica, por ser la más guapa Peter Pan de Madrid. Por dejar que las relaciones puedan ser malsanas sin dejar de ser maravillosas... y gracias (un pequeño secreto) por descubrirme el regaliz de Ikea.

Y después de tanto agradecimiento, mi regalo lo conoces bien... Es tan simple como cada vez que nos vemos, tan fuerte como nuestros abrazos, y tan libre como nuestra amistad. No lo adivinas??? Pues claro, eso mismo (shshshshs, que no se entere nadie)
FELIZ CUMPLEAÑOS, NAT.

6 comentarios:

Uno dijo...

La verdad es que no se como se lo monta la tia, pero anda que no ha conseguido cosas ella solita.

Es un solazo de mujer.

;-P

Mart-ini dijo...

Jodío!!!!!!!! me has echo llorar a mí!!!!!!

NaT dijo...

Menos mal que leí esto de espaldas y que tú no has visto la lagrimilla, porque ha sido un texto para llorar.
Qué bonito es mi niño grande que me veas de esa manera. Es el mejor regalo, a parte de todos esos abrazos, de tu amistad, de tu cariño... que podias hacerme.
Un beso bien grande, que te quiero mucho-mucho

Reality Bit dijo...

Jo, qué envidia, cómo habéis celebrado por todo lo alto el cumpleaños de Nat, estará encantada de la vida!
Saluditos apretados

EFESOR dijo...

me has quitado las ganas de hacer un post, después de pasada la fecha del cumpleaño, como no, yo y los retrasos sobre nat.

porque... qué más se puede decir?? yo me auno a muchas de tus palabras, ... que curioso fue encontrarme con NaT!!! era una blogger sin blog, para mi, claro que no sabia de su existencia como chica que escribe por bits cuando la conocí como chica en persona.

y esa sonrisa... claro!!!
y sus abrazos, inigualables :D

Senses & Nonsenses dijo...

qué bonito!