5 de febrero de 2007

A contraluz

Caminando hacia la luz, atrevieso tinieblas... Y las abandono.

8 comentarios:

pe-jota dijo...

La maravilla del mestizaje, cantandole a los más profundos sentimientos, aquellos que jamás reconoceriamos en público.

Carlitos Sublime dijo...

Es curioso descubrir que todas las razas, todas las personas en todos los lugares nos preocupamos de las mismas cosas personales. Eso debe de significar algo, ¿no te parece?

Un beso. Y ya lo decían en la peli: "Ve hacia la luuuuuz", jejeje.

Carlitos

Alfredo dijo...

No, no! ¡Aléjate de la luz, vuelve por el túnel!

Enis del mar dijo...

Lo malo del contraluz es que uno acaba oscurecido, apagado, sin verse claro.
Las tinieblas no son del todo malas, permiten esconderse, dejarse solo entrever, asomarse no del todo. Eso nos hace menos vulnerable.
Pero si le coges gusto acabas por tener un espíritu tenebroso.
Respecto a abandonar... hace tiempo que decidí abandonar.

Mugalari dijo...

Momentazo Cigala-Bebo!!
El contraluz es una buena herramienta, siempre que se mantenga como herramienta, y no como necesidad para esconder nuestra personalidad. Como casi todas las cosas en este mundo, siempre que las sepamos aprovechar, serán beneficiosas. Pero si en algún momento se convierten en algo que nos esclaviza... entonces es cuando hay que dejarlas!

Gato Nocturno dijo...

¡Hola!
A fines de febrero voy a madrid, ¿nos veremos?
Besos

Uno dijo...

Por besos va a ser.
;-P

Senses & Nonsenses dijo...

ayer me acosté con esta canción, y está siendo la banda sonora de esta mañana. qué temazo! me pone la carne de gallina.
críptico? al final va a tener ventajas eso de ser muy alto. ;)
un abrazo.