8 de mayo de 2007

A media mañana...

7:45 horas de la mañana. La primera luz del día ya araña los edificios más altos de la ciudad, aunque yo no pueda verlos, porque viajo veloz en el suburbano. Porque mi novela es interesante y ni levanto la vista para mirar nada más. Bueno, sólo una vez. La levanto y me quedo con la mirada fija en la tristeza de aquel chico de rojo. Por qué estará tan triste, pienso. Y, de repente, todo me parece gris.
Llego a la oficina. Ahí ya sí que veo la luz. La luz lo inunda todo, como si todos flotásemos en ella. Pero es todo artificial, como una naturaleza muerta gigantesca, de vidrio y metal, como una gran jaula de acero. Y nos reímos con la última anécdota. Los compañeros están hoy de buen humor. Menos mal
Enciendo el ordenador, con presteza. El antivirus tarda en pasar 5 minutos. Y yo, me pierdo mientras observo el pequeño reloj de arena que gira sobre la pantalla. Gira y gira.
¿un café? Me preguntan
Sí, digo.
Pero no me apetece, en realidad.
Más risas. Algún programa de televisión de ayer. Luego quejas, siempre quejas. Críticas más tarde. Y participo, participo como uno más, sin que sea perceptible la banalidad con la que vivo el momento. Tras secar las bocas, vuelta a las pantallas. Los rayos del sol se comen la mía a mordiscos. Tiemblan los mensajes en rojo. El informe... Aquella llamada después. Si me da tiempo antes del descanso, quizá termine aquellas cuentas. Seguramente volveré a la máquina de café. Yo solo. Ese café me sabrá mejor.
Y de repente, recuerdo que no te he abrazado esta mañana. No con la suficiente fuerza al menos. Una sensación de infinita soledad me invade. Sólo quiero abrazarte. Abrazarte fuerte, como si fuese el último abrazo que te doy, como si toda mi mente y todo mi cuerpo fuesen sólo un inmenso deseo de mezclarme contigo, como si mi vida dependiese de ello... ¿Acaso no?

18 comentarios:

David dijo...

Hola, David. ¿Por qué será que esto me resulta tan familiar? En fin, me gusta tu blog y lo leo a menudo!!! DAVID

luigi dijo...

Eso se arregla en cuanto vuelvas a casa y le des un buen abrazo... Y mañana no te olvides de hacerlo... Se muy feliz, muy mucho... Y que le den a los informes y los mensajes en rojo... Quedate con los abrazos y los besos... con uno mio muy fuerte por lo menos...

Fenjx dijo...

-suspirazo-
yo estoy ahora en el mío
energizado y tocado y humedecido
por tus palabras
tengo la mesa llena de papeles
que es lo que tengo que hacer
pero lo que necesito es el abrazo
salir corriendo a buscarle
y no parar hasta acabar en sus brazos
pero el debo siempre gana al quiero
porque además sólo mi polo estaría magnetizado ante tal locura
eso pienso
aunque no lo se
porque no hago lo que quiero
y sigo aqui
frente al ordenador
y me como tus palabras mojándolas en el café
sigo teniendo hambre
pero al menos
podré pasar la mañana
gracias a ellas

Mart-ini dijo...

Bueno... a lo mejor no se hubiera dejado esta mañana, quien sabe ¿no?

Je je je.

Besos, muchos muchos besos!!!!!!!!!

NaT dijo...

Pues yo sí vi la luz en las azoteas, pero luego deje de mirar, deje de mirar las calles, a la gente, el cristal de la ventana, deje de mirarme. Han sido tres café cada uno más amargo que el anterior y sólo me he oido decir un hola. Hoy no me he escuchado. Ando autista, quizá porque yo no pude abrazar a nadie, quizá porqué nadie me abrazó a mi...

salva dijo...

Ains Vulcano ¡es precioso!, de nuevo, como siempre ¡jodido cabrón! me sumerges en la nostalgia, en su sabor agridulce, de nuevo divago a través de mis recuerdos, y no puedo dejar de pensar en las miles de personas que pasan por nuestro lado cada día, en las miles de historias paralelas que conforman el mundo, de las que no formas parte, en las que no ocupas tu papel pero que están, en los sentimientos anónimos, en las historias ocultas de la gente que nos rodea y que no conocemos, como ese niño de rojo que viste, su tristeza, no disimulada te recordó la tuya, y de repente sin venir a cuento te sentiste vacío, observaste tu mundo, tu realidad cotidiana y no pudiste arrancar de tí esa sensación de soledad, y al mismo tiempo no pudiste evitar necesitar desesperadamente afecto, el calor de otro, su abrazo.
a mí me pasa algo similar, cuando he tenido un día muy ajetreado y he acabado estresado siempre me he sentido muy solo, y he necesitado más que nunca el afecto, me he sentido débil, sin nadie, vagando a la deriva y he necesitado un abrazo, simplemente eso, sin palabras, simplemente un cuerpo aferrado, pegado a otro y nada más, sentir cercanía.

Dark Angel dijo...

Cuantas veces se me han quedado abrazos atascados sin entregar.... esta muy bueno tu blog!!! espero que le heches un vistazo al mio... un abrazo desde mi lejana galaxia!

alberto dijo...

Desgraciadamente la locura de la rutina diaria nos impide ver la importancia de nuestros seres queridos; debiéramos amar siempre como si fuese la última vez q viéramos a esa persona. Yo por mi parte, te propongo un abrazo enorme la próxima vez q te vea. Besos

Senses & Nonsenses dijo...

jo,
si no fuera porque me repito muchísimo, es como para mearse en las bragas de gusto.

qué suerte el que reciba esos abrazos!

jo,
de la necesidad de no sentirse sólo, de que esto lo puedes compartir con alguien, que es posible.

me has emocionao, tío, sniff...

un abrazo.

El Calentito dijo...

Revisa ese antivirus... porque no es normal el tiempo que tarda en arrancar...

Estos días está haciendo un sol de justicia... y menudas ganas de tomar café... no tenéis una maquina de zumos o refrescos en la ofi??? en plan regrigerio??? jajajaja

Besos Calentitos.

Enis del mar dijo...

Uff, hemos coincidido en el tema de los abrazos. Precisamente termino con eso el último post. Curioso, Antonia. Va a ser que Sevilla te vuelve un poquito "tan asi"...

Carlitos Sublime dijo...

Qué bonito. Si es que el género humano se complica la vida con torres de cristal y acero, IBI, hipoteca y los cojones, cuando lo básico para ser feliz es amar, comer, dormir y... ;-)

¡¡Qué grande eres, Antonia!! Tanto, que en vez de Antonia deberías llamarte Imperio :D

Muchos besos. Me ha encantao.

Carlitos

Vulcano Lover dijo...

David...
qué alegría leerte por aquí y saber que me lees... Ya sabes que estoy ya en la jaula de acero... ¿nos vemos pronto? Un abrazo.
Luigi
Sí, abrazos y besos... No me quejo, que cuando me ves me das ración de sobra para que me duren y no se me olvide... qué bien abrazarse... (prontito?)
Fenjx
Gracias, como siempre, por la emoción con la que me comentas... Seguro que eres muy muy abrazable. Espero poder regalarte uno algún día... Y más besos con palabras, eso siempre.
Martini
Sï, sí que se deja... él siempre se deja. El que no se deja soy yo :-P
Nat
No te digo nada... es que en media horita te voy a dar un abrazo taaaaan grande, que verás que con eso te lo voy a decir todo :-)) Besitos, mi niña
Salva...
Me encanta tu verborrea, tu análisis, tus rayaduras, tu espontaneidad... ¿me gustarán también tus abrazos??????
Dark Angel
Gracias por la visita, prometo visitarte (de hecho ya lo he hecho) y comentarte... Un beso, guapo.
Alberto
Sé que debes ser muy abrazable... Mucho. Eso se intuye, y yo lo intuyo... CUando vengas a Madrid llámame, vale??? Y te doy un gran gran abrazo y nos vamos de paseo... qué bien que no hayas desaparecido de aquí...
Besos
Senses
NO sé si suerte o no... Yo tengo muchísima de que me los dé él cada mañana... Los míos los probarás, también, no te preocupes, los probarás.... Jajajaj me voy a hartar de dar abrazos, jejejeje
(y besos)
Calentito
Pues es que me afectó unvirus, y el antivirus del trabajo está ahí ahí que no termina de eliminarlo... A ver si pronto. Tenemos máquinas de todo tipo, hasta unas que hacen el zumo con naranjas naturales exprimidas en el instante.. Es que mi empresa es taaaan modennna
besos, guapo.
Ennis...
Abracitos... es que somos tan "asin" Seguimos hablando por messenger
Carlitos
Besos imperiales... grandes y apretaditos... Si quieres, hasta te presto a quien ya sabes para que lo estrujes...
Jajajaja, qué lindo eres, niño.
Besos

Milva dijo...

Sóis divertidos...y tiernos
!qué no quedan ya abrazos!

pe-jota dijo...

Y ese forzado buenos días como si realmente lo sintieras cuando en el fondo deseas escapar, volver donde sabes que el más mínimo gesto es realmente apreciado, donde el tiempo siempre pasa demasiado rápido, y no logramos detenerlo.
Retazos de felicidad en el grisaceo día a día con los que iluminamos nuestras vidas.

Nota: acabo de colgar un meme con respecto al libro que estoy leyendo, me hubiera gustaría que participases aunque sé que ya nos has regalado un trocito de lo que estas leyendo.

Besos

Azul_oscuro dijo...

Curiosas conexiones de ideas o cosas que te van llevando de una a otra, saltando como de puntillas, hasta llegar a la idea primaria que seguramente de sentido al resto...la posibilidad de hacer algo y no hacerlo, o si...
Quizás la suerte sea que siempre puedes volver a tener que elegir entre dar o no dar abrazo, y eso, siempre, es un lujo.
Yo elijo abrazarte, o mejor, dejarme abrazar por ti ;-)
Sigue asi, sigue jugando con las posibilidades...

David dijo...

Cuando un abrazo se siente así, no hace falta pensar en nada más. Te llena tanto... Si le tienes cerca recuérdale siempre lo importantes que son para ti esos abrazos.

antonello dijo...

É bom ter consciência desde jovem que os momentos gratos da vida e o que nos resta quando envelhecemos são as memórias afectivas; todo o resto não conta, o que "lutámos" pelo ter e o que competimos profissionalmente; do trabalho só o que nos apaixona, como escrever. Só vale a pena viver com os afectos mesmo os não correspondidos. Não se escolhe quem se ama, mas o que nos leva a deixar de amar?