31 de julio de 2007

La Linterna Mágica



30 de Julio de 2007. Fallece el director de cine sueco, Ingmar Bergman. No, por supuesto que no, la desaparición de uno de los más importantes e influyentes directores de la historia del cine no podía pasar desapercibido para ningún cinéfilo. Pero no voy a aprovechar aquí para ser riguroso en recordarle y ensalzar su trabajo, pues en muchos de los blogs de por aquí ya se ha hecho, y probablemente mucho mejor de lo que puedo hacerlo yo. Aquí sólo quería dejar un pequeño homenaje a lo que han significado para mí algunas de sus películas. Toda una lección de cine con mayúsculas. Esa imitación de la vida misma, desde esa perspectiva quizá demasiado fría y "nórdica" para muchos, pero rotunda, sincera y francamente profunda como pocas. Recuerdo aquella primera película suya que vi, Sonata de Otoño, en su dramatismo seco y desolador, que me conmovió profundamente, porque descarnaba el conflicto humano con un bisturí aséptico e impecable. Aún me persiguen a veces esos diálogos entre Ingrid Bergman y Liv Ullman.
Fue tras leer su ensayo autobiográfico "la linterna mágica" cuando caí en la curiosidad de rastrear su cine. Llegaron Fresas Salvajes, El Séptimo Sello o El Manantial de la Doncella. Para mí su sentido del cine parte inevitablemente del teatro, mundo en el que también trabajó mucho, y trata de plantear desde una profunda intelectualidad, los más importantes dramas y conflictos de la existencia. Por sus fotogramas se pasean el sentido de la vida, la muerte, el amor, la crueldad, la ira, la tradición, la sangre, el misterio, lo atávico, la ambigüedad, lo inexplicable, el deseo, y tantos otros argumentos. Siempre con rigor, siempre con hondura.
De extremada calidad me pareció también su incursión en el mundo de la ópera. Su película "La Flauta Mágica", representación de la obra de Mozart es todo un prodigio de la unión de cine y ópera, que aún no ha sido igualada como propuesta. Pero de ella hablaré otro día.

La película que más me ha cautivado siempre de él es FANNY Y ALEXANDER. Por su grandeza y su humanidad. Por su extremada belleza, por la exquisita música (la música clásica era otra de las fuentes de su creación) de Schumann que tan bien escogió para envolverla. Porque me conmovieron aquellos niños y lo que significaban. Por esa descarnada y sencilla forma de mostrar la aniquilación de la infancia y la privación de la libertad, por todo lo que representa en su cuidado simbolismo, en su críptica magia: desde la cautivadora linterna mágica de los niños al amante judío de la abuela o su oscuro sobrino. La sigo viendo y me sigo fascinando de la gran obra que es para mí, de cómo me mueve por dentro y cómo me llega hasta el fondo de lo que siento, de cómo yo siento, de cómo entiendo la vida...
Adiós Ingmar, adiós.

9 comentarios:

Habibi dijo...

Os habéis puesto todos de acuerdo en hablar de Bergman.

La vida sigue, chicos, y está f**g passing us by.

¡Haced algo!

J. H. dijo...

No conocía muy bien la obra de este hombre pero, aunque haya muerto, seguro que no es tarde para hacerlo.

Senses & Nonsenses dijo...

uno de los homenajes más bonitos que he visto por los blogs. para mí 'fresas salvajes' en mi infancia y un poco más tarde 'el séptimo sello' fueron unas experiencias tan emocionantes, que siempre le estaré agradecido.
ya lo he dicho en algún otro blog, al menos estoy seguro que se ha ido uno de los pocos que han sabido comprender de qué iba esto de la vida.
'fanny y alexander' fascinante, como 'las mejores intenciones' que seguro habrás visto, con guión de bergman,
no tengo perdón ...aún no he visto 'sonata de otoño'. sería un bonito homenaje.

un abrazo.

Miguel Cane dijo...

Y ahora, Antonioni.

Ay, ay, ay, ay.

gatchan82 dijo...

sólo he visto una peli suya. es una de mis muchas asignaturas pendientes.

ahora nos queda su arte.

un-angel dijo...

Yo solo he visto "el manantial de la doncella", "el septimo sello" y no se si alguna más sin saber que era suya pero es cierto que me transmitió cierta frialdad y oscuridad, o al menos la sensación de un punto de vista muy ajeno al mio... lo cual no es malo, claro, y para eso va uno al cine entre otras cosas, para ver la realidad a traves de los ojos de otro...
Un besote, amante del volcán, y bienvenido de vuelta.

pe-jota dijo...

Tal vez pocas cosas se puedan añadir a tantas que se dirán estos días, sólo quisiera añadir la coincidencia en el tiempo con la desaparición de otro grande del cine Europeo y universal Antonioni.

Luís Galego dijo...

Saraband, foi uma obra que me marcou muito...precisamente o seu último filme....marcou-me tanto, por motivos que nem aqui posso revelar.

Vulcano Lover dijo...

Habibi
... hombre, no es de acuerdo... es que el pobre hombre se ha muerto y nos han marcado sus películas... Una especie de homenaje...
Tienes toda la razón... qué hacemos, ¿tienes alguna sugerencia??

Besos /a

Javier
No, nunca es tarde para llegar a bergman... No es un director fácil, pero es un director grande y lleno de genialidad.
conocerlo es un poco zambullirse en las grandes cuestiones de la vida...
besos

senses
gracias por tus palabras... siempre tan cariñosas... Jo, pues no he visto las mejores intenciones... Por qué no hacemos un cambio, yo la veo y tú ves sonata de otoño :P
Besos

Miguel
Ay, que te tengo olvidado... Sí, Antonioni también falleció. EL próximo post es para él.
El lunes ya estoy del todo de vuelta... a ver si me pongo en contacto contigo.
besos.

Gatchan
como te acabo de decir en persona... empieza por Fanny y Alexander... esa no puede dejar de maravillarte, de verdad... la lista de nuestro cinefórum se va haciendo cada vez más grande, no?
bicos.

Un-Ángel.
Sí, no es un director pasional ni cálido... pero es reflexivo y profundo. Su aportación siempre es rica... Quizá deberías ver Sonata de Otoño o Saraband... O Fanny y Alexander...
besos, gracias por tus palabras de afecto.

Pe-jota
Claro que sí... de todas formas, era mi próximo post... Cuándo te vas? Dónde??
Besos??

Luis.
falaremos de isso tudo no futuro. Sabia que gostavas desse filme, mais nem sabia que era por causas tão pessoais. Beijos e cinema.