31 de julio de 2007

La belleza Inteligente.

Otro de los grandes del cine que se nos fue. Este verano el mundo del cine se queda muy huérfano. Nada más conocer la noticia de la desaparición de Michelangelo Antonioni no he podido evitar traer a mi memoria todas las imágenes (abundantes, rodeadas de una extraña perfección) que en mi memoria guardo de la visita que el año pasado hice a Ferrara, su ciudad natal. Una de las desconocidas de Italia, pese a ser patrimonio de la humanidad. Una ciudad (ya lo expliqué en su día) de una belleza extraña, escondida, sutil. Una ciudad donde la belleza lo inunda absolutamente todo, pero es como si no pesara. Porque no está basada en el la espectacularidad, en el desafío o en la perspectiva, sino que requiere una capacidad más allá de la convención para poder captar el equilibrio de su irregularidad, la cautivadora atracción de lo simple, de lo pequeño, de lo aparentemente normal.
Y es que a mí, que siempre me costó bastante conectar con esa distancia que impone el italiano en sus películas, me parece que su capacidad (inigualable) para plasmar la belleza en cada fotograma que filmó (aún en el más terrible de los lugares) tiene mucho que ver con esa silenciosa hermosura de Ferrara. La poesía que tiene cada uno de sus encuadres es inexplicable. Yo siento que su belleza tiene que ver un poco con la belleza del silencio, de la armonía, de lo cósmico... Ya sean las escenas de los suburbios de Roma, o la gris Londres, él siempre captaba en lo normal, en lo habitual, incluso en lo aparentemente feo, esa conexión que en todo hay con la capacidad para exprimir lo lírico, la belleza estricta. Tampoco he visto tantas películas de él, pero me quedo con esa capacidad única que para mí tiene, de fotografiar desde un inteligentísimo don para captar lo bello en la imagen. Dejo aquí, como recuerdo algunas de las fotos que hice el año pasado en aquel inolvidable paseo en bicicleta al atardecer, donde la ciudad entera plegaba furiosa su silencio, su color y su hermética belleza para nosotros... Seguro que le habrían gustado.
Adiós, Michelangelo, adiós.

10 comentarios:

gatchan82 dijo...

qué preciosidad de fotos.

añadamos una de antonioni a nuestro ciclo de cine.

Mart-ini dijo...

Que precisidad de fotos...

Uno dijo...

Hola grandullon. ¿Que tal todo? Solo dejarte un beso y decirte que a lo mejor me escapo un día de estps a la capi.

Muaka

;-P

Senses & Nonsenses dijo...

yo tpc nunca conecté con el cine de antonioni como con el de bergman.
pensaba que ibas a contarnos algo de La Signora senza camelie, de la que ya hablamos. y probablemente mi favorita porque todavía es neorrealista. no recuerdo mucho, recuerdo a lucía bosé caminando por una raya blanca continua pintada sobre el asfalto. y la entrada de ella al teatro.

va a haber fotos de sicilia?

un abrazo.

Alfredo dijo...

Pues yo volví a ver hace poco Blow Up y me sigue gustando -a pesar del inexorable paso del tiempo.
Bonitas fotos, habrá que ir a Ferrara.

David dijo...

Esas películas italianas y esas fotos artísticas... qué bien Italia, Vulcano, qué bien...

Luís Galego dijo...

as mortes pelos vistos têm-nos colocado em sintonia...só que a morte de grandes senhores como estes dois, que curiosamente partiram no mesmo dia.

Belas fotos, meu carissimo Vulcano

Luís Sontag Galego

CRISTINA dijo...

Me da vergüenza reconocerlo, pero no sé nada de Antonioni. Así como de Bergman me lo he visto todo, y he leído mucho sobre él...de Antonioni, nada. Será ahora el momento de descubrirlo.
Las fotos, preciosas, y el post anterior de Bergman me ha encantado también. Muy sentido todo.
Besos

pe-jota dijo...

Para mi Antonioni es el radiografista de la incomprensión, de la continua lucha con una sociedad que nos acosa y nos obliga a vivir unas vidas que no son las nuestras, llevándonos a situaciones extremas.

NaT dijo...

Nada, que no se me cargan las fotos, me quedo con ganas de verlas, sera la conexión telefónica de aqui.
Hoy no salí ya que mañana me voy tempranito de barbacoa y estuve viendo la tele. Un interesantísimo documental sobre volcanes... son mucho más peligrosos de lo que todos nos creemos... y no va con segundas, ehhh XD
Un besote bien grande.
Y como dice Azul, a ver si entre todos convencemos a Luigi de que se venga para el 20 a la capi. A Uno le digo lo mismo, a partir del 20, sisisisis. Megareunión blogueraaaaaaa.
Otro beso, de esos volcánicos.
P.D. al final la espera ha merecido la pena, las fotos se han cargado