30 de julio de 2007

Distancia y recuerdo

A veces, uno siente que debe perderse para poder olvidarse de algunas cosas. Abandonar el lugar donde vive habitualmente y buscar otro escenario que lo llene todo, que no deje espacio, por pequeño que sea, para el recuerdo. El sur, el norte, el mar, la montaña... han sido desde siempre lugares a los que escapar, en los que refugiarse, en los que aislarse...

Sólo que, inevitablemente, el recuerdo camina siempre con nosotros. Porque forma parte de nuestro ser. Y camina de puntillas, detrás de la mirada, agazapado. Hasta que un sonido, un color, un rumor de árboles, el sabor de una cereza madura o de un vaso de agua de manantial, de repente, sin saber por qué, lo despierta...Y luego vuelve a amansarse, quizá no. Pero camina con nosotros. Y no hay desierto que lo borre, huracán que lo aleje, o tormenta que lo deshaga. Ni el sur más tórrido, ni el silencio de las columnas antiguas. Ni el mar, insultantemente azul, ni las montañas mordiendo el mismo cielo.
Nada. Del mismísimo vacío surgirá y conquistará su terreno en la blandura de nuestros labios.
Así, en aquella tarde apagada, en el destierro de un mapa roto, sin margen ni escala, cuando te vi mirar a ninguna parte, cuando te llevaste los dedos hacia la boca para sellar tu latido, cuando finalmente se humedecieron tus ojos... recordé aquellos otros, salvajemente hundidos en el recuerdo de aquel, aquel primero, del que jamás volvió a saber. Aquel cuyo nombre la cantante, descalza, cantaba en el escenario con una voz que entristecía hasta a los pájaros.

11 comentarios:

CRISTINA dijo...

Si hay pensamiento, sentimiento, reflexión, no podemos librarnos de los recuerdos...algunos son buenos, otros, duelen. Sean los que sean los recuerdos, sin ellos no seríamos nada.
Un beso.

Habibi dijo...

...


Björk también canta descalza.

salva dijo...

Por más que queramos como bien dices no podemos escapar de nuestros recuerdos porque forman parte de nosotros, están dentro de cada uno y cualquier situación los puede despertar de su letargo, y cuando lo hacen cuando el recuerdo que creíamos perdido es rescatado por la memoria esta se conecta directametne con el sentimiento al que el recuerdo recrea y te das cuenta de que es imposible desprenderse de ellos porque recordar no es más que rescatar una sensación, y no podemos dejar de sentir;los recuerdos no son más que emociones adormecidas que no muertas, si acaso marchitas.
¿quién puede olvidar el sabor de un beso o la intensidad de una mirada correspondida en su fuego por otra? no pueden olvidarse y sin embargo desde el mismo momento en que se han dado y no se disfrutan son recuerdos.
Los recuerdos no son más que una parte de nuestra memoria sentimental, y huir de ellos desterrarlos es imposible.

Magistral post, escribes tan condenadamente bien que haces que me repita como el ajo xdd.
Espero que te haya ido de puta madre en las vacaciones!!!!!!!!!!!!!!!.

PD: Siempre es bueno volver a recuperar un trocito de cielo. xdd.

gatchan82 dijo...

ay, los recuerdos. y yo con mi mala memoria...

besos.

Luís Galego dijo...

Cesária Evora não obstante caboverdiana é um pouco portuguesa. Já tive oportunidade de assistir a um espectáculo dela, aqui em Lisboa. De facto a tua paixão pela lusofonia é de registar.

Um abraço desde 7 Kl de Lisboa...

Mart-ini dijo...

Me alegro de tu vuelta!!

pe-jota dijo...

Tu llegas y yo estoy a punto de marchar, la vida es un ir y venir, en la cual acumulamos recuerdos, los cuales construyen nuestra memoria, y al final de nuestros días nos devolverán la luminosidad del pasado.

Vulcano Lover dijo...

Cristina
Sí, cristina, sin ellos no sé si seríamos algo o no... pero seríamos algo diferente, y segurametne más pobres de espíritu... no sólo hay malos recuerdos. Los buenos existen, y también caminan con nosotros. Además, a esos nos gusta más llamarlos. Y también acuden, también.
besos.

Habibi.
Claro... pensabas que no lo sabía??? Hay más cosas que también llegan descalzas... así despacio y sin hacer ruido. Espera y verás.
Besos a.

Salva
Me encanta que te enrolles, porque eso quiere decir que te han llegado mis palabras, lo cual me hace feliz. Qué tal estás tú??? Un beso enorme.

Gatchan...
Mala memoria tú??? Será para lo que quieres... estoy seguro que para otras cosas la tienes prodigiosa.
Mañana hacemos algo, guapo. hay que celebrar algo.
Besos.

Luis galego
Sim Luis, sempre adorei a Casaria Évora, e também vim em um dos seus espetáculos... É uma cantora muito grande, uma dessas que podem encher uma vida toda.
beijos... que inveja de estares certamente na praia, não?

martini.
Un beso grande... y ánimo en tu proceso...

Pe-jota
Pues pásalo bien y descansa, y acumula historias, personajes y palabras para dejárnoslas después en tus posts.
besos y feliz verano.

Senses & Nonsenses dijo...

...bienvenido...
a mí me has hecho pensar en cómo transformamos los recuerdos y los acomodamos a nuestra memoria según nos convenga, ...a nosotros y a nuestro inconsciente.

llegué tarde, pero hablaremos.
un beso

el chico de la chaqueta azul dijo...

preciosa novela la que te traes entre manos, no me extraña que te tenga absorbido y es que Baricco es maravilloso...un beso

Fenjx dijo...

gracias por ser un cabrón que me hace a veces humedecerme
allí donde es más difícil hacerlo