1 de junio de 2007

Despeguemos

Alguna que otra noche frente al televisor terminan de convencerme de la pésima calidad actual de este medio, al menos en lo que a producción patria se refiere. Salvo alguna que otra serie americana de excelente calidad (todo hay que decirlo) y de la que no digo nada pues ya se habla bastante por la blogosfera de ellas, he decidido que lo que más me cautiva últimamente en la pantalla pequeña es la publicidad.
Quizá porque está más obligada a atrapar nuestra atención... o simplemente porque vivimos una época de intensa inspiración... ¿qué sé yo? Esta semana me quedo con uno de los anuncios que más me han gustado últimamente.

Porque en poco más de un minuto consigue hipnotizarnos y transmitirnos esa extrañeza de lo fuera de lo común, esa magia de le belleza inesperada... En esta sociedad de comportamientos en serie, de caminos inquebrantables, de falta de perspectiva, donde podemos atravesar el mundo en unas horas, pero somos incapaces de viajar tan sólo unos metros fuera de nosotros mismos para saber quiénes somos o qué deseamos, un simple hecho extraordinario nos saca del túnel, y nos llena de sugerentes pensamientos, ya sea la embriaguez de lo estético, ya sea la necesidad de caer en la cuenta de que empleamos demasiado tiempo en cosas que nos importan bien poco.

¿Y si probamos todos a despegar?

15 comentarios:

mar dijo...

Qué bonito anuncio, no lo había visto, sabes viéndolo me ha transmitido una sensación de paz..me imaginaba volando con los globos..
Un besito.Mar

gatchan82 dijo...

cierto, en la publicidad dentro de la mole de basura, hay bastante creatividad.

cojamos unos globos (rojos), algo de ilusión y a volar.

David dijo...

Qué buena la publicidad! Últimamente es de lo mejor de la televisión... ¿Se puede despegar sin preocuparse de dónde te llevará la corriente?

pe-jota dijo...

Es que aparte de la publicidad dan algo más en la tele ?¿, jajajajajaja

Carlitos Sublime dijo...

Pues sí señor. Totalmente de acuerdo. A mí también me ha encantado el anuncio. Tal vez por la sutileza y el colorido de un puñado de globos que pueden con la, por otra parte, tan llevada y traída tecnología punta de un coche ultramegamodenno (como tú, jeje). Es un poco la materialización del lema que abanderaba aquel otro anuncio: "Algún día, la ternura moverá al mundo". Por aquí, parece que ya ha empezado ;)

Besos, wapetón.

Carlitos

Gato Nocturno dijo...

¡Muy bueno el anuncio! La creatividad publicitaria está en su mejor momento, qué pena que al fin y al cabo el motivo de todo esto sea vender millones de coches con los que contaminar la atmósfera.
Salud y Libertinaje

J. H. dijo...

Es lo que tiene no ver nunca la televisión, a veces me pierdo cosas buenas.

Alfredo dijo...

A mi también me ha llamado mucho la atención este precioso anuncio. A destacar la música (creo que es de Michael Andrews para la banda sonora de Donnnie Darko).

Senses & Nonsenses dijo...

estoy totalmente de acuerdo en que la publicidad más reciente (alguna) es cautivadora, atrayente.
cada vez más hay discursos poéticos, existencialistas, incluso místicos. lo triste, como dice gato, es que mensaje bellísimos, difícilmente reprochables, están al servicio del consumismo más salvaje.

un abrazo.

Mugalari dijo...

yo utilizaría los globos para atar a cierta gente..... que el viento se los llevase sin saber donde aterrizarían.... si es que lo hacen.... también podría ser un buen método para hacer llegar mensajes a otros lugares... como las botellas en el mar.... ufff estas mañanas de domingo me pueden.....

ekiots@hotmail.com dijo...

el de antes era yo

salva dijo...

Niño el anuncio no lo había visto pero es precioso, y se acompaña perfectamente por la música. Es curioso el poder de la música, como puede conseguir ensalzar lo que se quiere decir enriqueciendo el mensaje con emociones internas que se producen al visionar anuncio y oír música al mismo tiempo. La capacidad de producir emociones, de generarlas, de trasladarnos a una parte de nosotros mismos que surge al escuchar una canción es uno de los misterios de su lenguaje.
En el caso del anuncio la música me trasnsmite misticismo, paz, me conmueve, me sorprende.
El comentario al anuncio ha sido magnífico, y al igual que la música si lo combinas con tus palabras adquiere el anuncio un significado mucho más rico, a través de los matizes emccionales que siempre consigues con las palabras.
Es curioso pero este anuncio me ha recordado a un sueño que tenía de pequeño y me he enternecido al recordarlo. Ese sueño consistía en que cada vez que me iba a dormir a la cama antes de acostarme y de cerrar los ojos pensaba que mi cama era una especie de nave voladora, y que antes de cerrar los ojos tenía que señalar cual era el destino a seguir, y dónde quería ir.
Una vez confirmados dichos extremos solo quedaba cerrar los ojos y la cama al igual que los coches del anuncio volaba y el cielo se plagaba de camas y camas que iban a su destino.
Me reconfortaba la idea de pensar que cuando me iba a dormir en realidad iba a realizar un viaje.

Como le decía a unos amigos la magia existe, está presente, en las pequeñas cosas de la vida, que nos emccionan, que nos conmocionan sin saber por qué, lo que pasa es que la prisa, la competitividad, el trasiego y la falta de sueños nos hace no apreciarlas.
Este anuncio como tu blog es un pedazo de magia, solo hay que saber apreciarlo.
Ains que bonito!.

Vulcano Lover dijo...

Mar...
sí, es como un cuento, como un sueño, como la vida mismo, a veces... no?
Besos

Gatchan
Sí, vamos a volar un rato... Los globos pueden ser rojos, pero también hay otros colores bonitos...Amarillo, por ejemplo, o verde... azul, como el cielo y los sueños... Sin prescindir del rojo... jajajaja.. Un montón de besos.

David.
Sí, se puede... Es un riesgo porque la corriente a veces nos lleva a donde no debemos... que NO a donde no queremos. Siempre vamos a donde queremos, no lo dudes... y cuando parade que no, siempre existe una razón del querer... o del o querer... Es que querer y deber, ya sabes, siempre anduvieron muy en contradicción.
Besos, espero que el resto del fin de semana fuera todo bien.

PeJota.
Bueno, alguna cosilla hay, pero la verdad, hay noches en que tengo la sensación de que, en medio del zapping, sólo he visto publicidad... Y no precísamente porque los anuncios sean muchos (que lo son) sino porque ha algunos que son bastante buenos, como éste.

Carlitos.
Sabía que te gustaría... Sí sutil y bello. Un besito grande, que no nos oímos mucho últimamente... Ahora es que estoy con los exámenes de portugués... Bueno, nene, cuídate.

gatito
Sí, tienes razón en eso... pero el hecho de que dentro de ese proyecto, alguien sepa introducir cosas como la ternura, la belleza, etc, ya es algo... Los coches se van a vender igual en el fondo, me temo. La publicidad iba a existir de todas formas, mejor que sea bella y no soez o mediocre...

Javier
Sí, bueno, no te creas, que yo tampoco vemo mucha tele... pero bueno, éste me llamó la atención.
Besos, guapo.

Alfredo
Gracias por la puntualización de la música... Sï, cierto que es uno de los elementos de belleza del anuncio... Hay en el youtube un reportaje cortito en el que el creativo habla un poco de la idea original y de cómo lo rodaron... no está mal.
besos.

Senses
Tienes toda la razón, pero te digo igual que a Gato, que los anuncios de cohes los van a hacer igual. Y yo y otros muchísimos, no os vamos a comprar el for mondeo por haber visto ese anuncio. Al menos agradezco que hayan hacho una cosa bella, que nos enternece y asombra de repente en medio de un zapping... Pero vamos, que razón no te falta.
Besos

Ekiots...
Qué haces usurpando a mugalari??? MMMMMMM, espero que no se entere... que cada uno tiene que tener sus cosas, y cosas de cada uno... Jejeje, la convivencia que da asco a veces. jejejeje.
Pero sí, tienes razón.... Ahora que si yo envío un mensaje en un globo aquí, como que no pasa de San Blas (dos barrios más allá), vamos ajajajaja. besitos.

Salvica
Como siempre, desatado en tus comentarios que, por otro lado, me encantan... Yo tenía también sueños de estos bonitos recurrentes cuando era niño... Otro día los cuento, que eso es ma´s bien para un post. Si es que debías estar para comerte cuando eras pequeñín... seguro que eras de estos niños revoltosos e imaginativos, que no paraban quietos un minuto, pero que se los comía todo el mundo a besos de lo ricos que eran....
Besos, guapísimo.

Mart-ini dijo...

Pues no sería mala idea...

Uno dijo...

Porque se que si no doy señales de vida de alguna manera, os preocupais, aqui os dejo un besillo.
;-P