27 de junio de 2007

¿Cuánto tiempo puede durar un beso?

Quién sabe, quizá menos de un segundo, o bien una eternidad.
Los veía besarse con insistencia bajo mi ventana. En verano, cuando el calor me obligaba a abrir las ventanas, hasta se oían los sonidos desde mi cuarto. Ellos parecían perder la noción de final, enfrascados en esa maraña de brazos que se deslizaban lentamente detrás de la espalda, bajo la camiseta o el pantalón. Tímidamente al inicio, como para conquistar pacíficamente la piel. Con instinto salvaje después, como queriendo desvelar los secretos del cuerpo ajeno, alcanzando una especie de gravitar que sus lenguas iban sellando, cada vez más profundamente.
Mi sueño no lograba conciliar descanso en aquellas noches. Mis besos, de como mucho un minuto, pasaban desconcertados por mi cabeza vacíos, inútiles. ¿Era envidia o indignación? Llegué a observarlos con desesperación, hasta ver cómo sus cuerpos terminaban de dar febril continuación al infinito beso.
Por eso, cuando aquella noche llegué a ti y me atravesaste con tu boca, aquel mareo agudo se me metió en el cuerpo nada mas comprobar, estremecido, que al separarme de tus labios, ya amanecía. Y aunque hayan pasado ya tantos años, mi ruta sigue torcida, extraviada por aquel beso que no he vuelto a probar, pero que me persigue cada noche desde la ventana. El amanecer, sin embargo, siempre me sorprende mientras duermo. Me temo que el recuerdo ha terminado por resultar somnífero.

15 comentarios:

Uno dijo...

Esta clase de recuerdos son los que siempre tenemos que luchar por no olvidar. Cuanto bien han hecho los besos a este mundo y a sus habitantes.
;-P

Sísifo dijo...

¿Quien no recuerda un beso, uno en especial?
Finalmente son los gestos de afecto, las caricias, los abrazos, los que pautan nuestros tiempos y vierten nuestras grandes pasiones, y no lo más lúbrico y lo febril.
Hermoso el relato. ¿Cuánto hay aquí de autobiográfico?

luigi dijo...

No se si de forma casual o con causa por tu parte, este post y el anterior enlazan en sueños. Quizas no es que el recuerdo haya resultado somnifero, sino que buscas el beso en el sueño, tomar ciegos vuestro aliento y huir.
Besos (que duren una eternidad)

el chico de la chaqueta azul dijo...

Tu entrada me ha traído recuerdos de aquel primer beso que di a un hombre y cuánto tuvo de gracioso, liberador, placentero y orgullo. ¿Qué habrá sido de él? ¿recordará aquel primer beso (que también era el suyo)? ¿Habrá besado otras veces recordándolo o añorará por un instante el sabor de mis labios? besos nostálgicos

gatchan82 dijo...

me ha gustado el relato, la forma de describir como evolucionan los besos.

ay, besos besos besos
besos después de una película (por supuesto, durante los títulos de crédito, que al cine se va a ver la peli) y hasta que se enciendan las luces...
umm... :)

Habibi dijo...

Genial.

Echo de menos un primer beso. Echo de menos cuando no puedes parar de besarle/la.

antonello dijo...

Como retratar o beijo? Lembro-me de uma exposição de Sophie Calle, no Centre Pompidou, que retratava a dor, a perda da pessoa amada,e como essa dor se ia transformando até "quase" desaparecer. Será com o beijo acontece o contrário? Quanto mais recordamos mais intensamente se aloja na nossa memória afectiva? Saborear o beijo!!! segundos de eternidade! Quando tenho pesadelos... penso que alguém me tenta beijar.. para me transformar... em sapo... xx

QuijoteExiliado dijo...

Eres un artista!!

Besos y feliz Orgullo

Vulcano Lover dijo...

Uno... sí, los besos son siempre un bálsamo de cosas positivas... Un buen puñao de ellos para ti, guapetón.


Sísifo... creo que lo único de autobiográfico que hay es que recordé a una pareja que venía a hacer sus cositas debajo de mi ventana en mi antigua casa, jajaja. Por supuesto que tengo también besos interminables e inolvidables, pero creo que no me ha basado en ellos para escribir este relato. Un beso y gracias por la visita, me gusta recibir a gente por aquí


Luigi... al final, uno piensa que el amanecer lo va a sorprender a uno en uno de estos actos románticos y apasionados, pero la realidad es que esto sólo sucede en contadísimas ocasiones de la vida... Así que a duisfrutarlas... Dormir también es bonito, como escenario para el resto de los días, como lugar de sueños y memoria deshilvanada por la cabeza...
Besos, nene. Y cuídate en los amaneceres

El chico de la chaqueta azul... no sé, la verdad, pues mi primer beso no fue mutuo (en lo de ser primero) pero fíjate que tampoco es el que recuerdo con más intensidad... Paro sí, la verdad es que me acuerdo de él de vez en cuando, porque fue algo muy especial, y a quien se lo di, es ahora uno de mis mejores amigos.
Besos azules

Gatchan... pues yo no es la primera película que me pierdo de principio a fin por causa de los besos... a veces incluso de algo más.
Sí, besos, besos, besos... mas besos y menos mal humor... besos para ti


Habibi... ¿por qué echas de menos un primer beso??? Yo, también adoro esa sensación de no poder parar de besar... adicción a los labios, ingravidez momentánea...
Besos

Antonello... bien sûr!!!
O beijo é a ligação da intensidade com o corpo, a prova aristotélica de estarmos vivos, a materialização da realidade afectiva... não achas??
beijos, espero que vão chegar e não vão te transformar em sapo...

Quijote... anda ya!!! Se me olvidó citar la fanta... cómo sabrán los besos con fanta??? Probamos???
besos.

un hombre virtuoso dijo...

La realidad y el tiempo se distorsionan en el espacio que ocupa un beso. A veces, después de un beso, no he vuelto a ser el mismo.
Muy bello, gracias.

Mart-ini dijo...

Eso si que son recuerdos!!!

Hay que ver que cosas más simples y que dificil es a veces obtenerlas!!!

Besos (aunque no queden tan bien anclados en el recuerdo)

David dijo...

Dios qué situación tan cercana, pongas el ejemplo que pongas. Recuerdos. Besos. ¡Qué unidos van! Si cierro los ojos sólo recuerdo besos. Creo que hay pocas cosas que me den más morbo que ver un beso apasionado.

pe-jota dijo...

Los besos siempre han sido el principio de maravillosos viajes por geografías nuevas ya que nunca se repiten de igual manera, y siempre nos ayudan a descubrir nuevos senderos.

Bueno volviendo a lo terrenal, que recuerde, tengo suerte mis besos siempre han sido largos muy largos, cosas mías, jejejejeje

Luís Galego dijo...

Anconselho a ouvires "O Meu Primeiro Beijo", é uma balada lindissima cantada pelo Rui Veloso.

Um abraço

salva dijo...

NIño es precioso, como describes el beso y lo que representa, lo que simboliza en la vida de cada uno.

Yo más que recordar besos recuerdo miradas, las que anteceden al beso, esos momentos en los que parece que se pare el tiempo porque las dos miradas confluyen, y se unen por el deseo, esos instantes de reconocimiento, de rendición el uno frente al otro, esas miradas las guardo y las escondo en mi memoria, pero son un arma de doble filo porque si esas miradas se asocian a una persona que no forma parte de tu vida, que se ha ido y que no puedes recuperar no puedes evitar sentirte desamparado, porque sabes que has perdido esas miradas, esos besos a posteriori, y no puedes evitar sentirte solo porque no puedes tenerlos y a veces se presentan esos recuerdos, esas miradas sin avisar y me hacen daño.

REcuerdos, besos, miradas, la vida no sería igual sin ellos.