17 de septiembre de 2007

Mar desatado


Se va despidiendo el verano poco a poco. El termómetro va descendiendo muy despacio, casi sin que nos demos cuenta. Los días decrecen y la noche gana terreno. Despiertan las tardes frescas de Septiembre, y la luna gana cuartos al invierno, y me mira pálida, como si lo supiese todo. Y las mareas se desatan al galope. Sin saber por qué, todo el calor del estío me escuece dentro, y siento ganas de desbocar la marcha de mis dedos, y perder la mirada más allá del infinito. Un mar que me ha faltado este año para purificar el borde de mis aristas, que cortan más que nunca. Sal y magnetismo acuático sobre los pies. Y parece que voy a volar hacia ninguna parte, desatado en placer de orgasmos secretos, de pieles anónimas que me acechan tras cada minuto oscuro. Y el mar, desde su lejana cueva, tira de mí, me arrastra, me cubre de vacío y de vértigo. Más allá del mar no hay razones, más allá del mar no hay azul, ni estrellas, ni velas... más allá del mar sólo hay mar. Mar que viene y va, que se enfurece y se limita de espuma para no morir. Mis pies quieren morir en su orilla, pero tan sólo lo escucho, bajito, enmascarado de Mozart. ¿Lo escuchas?

22 comentarios:

bahhia dijo...

Muy buena elección musical para un lunes por la mañana y para acompañar tus palabras, esperando la legada del otoño.

El mar, sí yo también he echado de menos sumergirme este verano en él.

****

NaT dijo...

Se echa de menos, sí. Ese vaivén, ese ritmo loco, ese dejar los pies rastrear con los dedos sobre la arena, el sonido de tardes de estío, las noches confundidas de estrellas y hielos. Los amaneceres de niebla junto a las olas... creo que no se echa de menos el verano, si no lo que el verano significa: tiempo, relax, despertadores que no existen, amigos, sábanas hasta el mediodía y el mar... siempre el sonído inequívoco de las olas al romper en la orilla.
Este finde vuelvo, si puedo te traigo un trocito de mi cantábrico.
Un besote marinero

Nosotras mismas dijo...

Este post ha conseguido relajarme.

Gracias.

Saludos.

Mugalari dijo...

qué poco se aprecia el mar cuando se tiene cerca, cuánto se echa de menos cuando está lejos...
Este fin de semana hemos tenido suerte de disfrutar de la vista del Mediterráneo. reservo la visita al cantábrico para hacerla contigo...

CRISTINA dijo...

Es precioso lo que has escrito.
Besos

Uno dijo...

Muaka, muaka

David dijo...

Casi que cuando pones la etiqueta de críptico desisto de interpretarte...

¿Nos van a asustar ahora las noches más largas?

Senses & Nonsenses dijo...

...o yo o el mar.

un abrazo.
me encanta cuando te ponen así, ;)

Vulcano Lover dijo...

Bahia
Sí, es que me ha faltado mucho el mar, que este año sólo lo he olisqueado en Sicila... Y yo siempre he sido de veranos en el mar. CUando ayer por la mañana desperté con esa ansiedad de mar, recordé cómo ese tercer movimiento de la sinfonía 40 de Mozart es como un mar con olas que rompen y se tragan unas a otras...
Besos.

Nat
Sí, por favor, sí... Anda, traeme un pedacito de mar... Yo aún tengo pendiente darte una piedrecita de este verano. Es una que tampoco conoce el mar, pero que está llena de buenas vibraciones, ya verás.
Muchos besos.

Nosotras Mismas.
Lo he hecho (de hecho) para relajarme yo, ese último Mozart es como una caricia de ternura y equilibrio para los sentidos.
Besos,

Mugalari.
La cosa es que tú el cantábrico coges el metro y llegas a él... A mí el metro no me trae ya ni al trabajo, que tengo que venir en coche... Con Mozart las mañanas empiezan mucho mejor... Luego ya me animo a poner otras cosas, claro...
Pero sí, me encantaría que me llevaras al cantábrico.
Besitos.

Cristina.
Muchas gracias, guapa :-))
Besos.

Uno.
Qué besos más bonitos, niño... Casi todavía me suenan los que me diste en persona... Pronto más??
Besos y Abrazos

David.
No me interpretes que no vale la pena... Además, ya sabes que lo escabroso al final te lo cuento en privado, aunque a veces haga falta un poquito de alcohol...
A mí no me asustan las noches largas, pero es que siempre las termináis muy prontito... qué responsables que sois...
Besos en medio del abrazo.

Senses.
El mar es la renuncia a todo, solo cabe él, porque es principio y fin de todo... Ya sabes, nuestras vidas que van a parar a la mar... La espuma de las olas me obsesiona, me recuerda que que todo se deshace y se evapora y es llevado por el viento transformado en nada.
Cuando me ponen cómo???
Un beso grande.

salva dijo...

Niño me pasa como David cuando pones la etiqueta de críptico no puedo evitar pensar que no me voy a enterar de nada pero es ponerme a leer lo que escribes y al igual que una bella melodía de la que desconoces su lenguaje no puedo evitar quedar atrapado por la belleza de tus palabras.
Pero a diferencia de DAvid yo no puedo evitar hacer una interpretación, más que una interpretación una descripción del sentimiento que me evoca y es ausencia, tal vez la nostalgia del mar que no tienes cerca me ha recordado a la ausencia.
Hay tantas ausencias en nuestra vida ¿no crees? a veces pienso que crecer es convivir con la ausencia, y que nos definimos a partir de carencias.

Me rallo!.
Divago!.
Un besazo!.

Vulcano Lover dijo...

Salva...
Para nada te rallas, guapo. Siempre hay cosas bonitas y sobre todo, sentidas, en lo que dices... Por supuesto que vivir es aprender a convivir con la ausencia, con las ausencias... Es un poco que la materia humana no está hecha para encajarlas, pero ahí están, inevitables, porque nunca fuimos dioses...
Besos, y gracias (como siempre) por tu visita

Fran dijo...

Ay ay ay...

Carlitos Sublime dijo...

Eso, eso, que vaya ganando terreno la noche... y los mojitos en el bareto ése de Chueca al que me llevaste la última vez ;-)

Yo vivo en la calle Mozart.

Besos, guapo.

Carlitos

PD: Señor, qué superficial estoy últimamente... con lo profunda que es una... jajaja.

Dark Angel dijo...

hay ocaciones en que las cosas lindas llegan juntas... como mozart+ tus palabras.... excelente aporte... excelente definicion, aun cuando en mi lejana galaxia solo existen dos estaciones: verano e infierno... el calor me va a enloquecer... y será un angel oscuro y demente!!!
jajaja un abrazo desde mi lejana galaxia y muy buen trabajo!

Ben dijo...

Que hermoso! el otoño ya nos abraza poco a pooc, aunque en esta parte del mundo el otoño llega dandonos bofetadas.
Y Mozart! que gran final!

Besos

gatchan82 dijo...

el mar, el verano, dejarse llevar...

qué bonita la foto, y qué bonitas tienes las plantas.

y si alguien tiene miedo por la noche, puede acompañarme a dormir :P

Fenjx dijo...

que bueno es saber que detrás del mar
hay más mar
que hay agua suficiente para esta sed que siempre nos amenaza a los sedientos
agua con sal
que da más sed de mar
por eso la sed
como el agua
no se acaban nunca

pe-jota dijo...

Tras escuchar a Marc Bolan en "Un viaje imposible" y toda la fuerza del Glam, ahora me recreo escuchando a Mozart. ¿Puede la vida ser más generosa?

un-angel dijo...

...estuve anoche en Madrid, y el mar estaba desatado...¿porque nadie me aviso de como andaba el oleaje en Madrid?

Vulcano Lover dijo...

fran
Qué te pasa, guapo??? no te quejes, anda, ven aquí.
Beso

Carlitos...
QUé profunda, tú lo que eres es una buena perra, jajajaj...
Nos vemos prontito.
Besos

Dark Angel
La experiencia del otoño es ambivalente... traumática por lo que de pérdida del estío tiene, pero reconfortante estéticamente... En general, sin embargo, es una estación proclive a la melancolía, la verdad, y uno que ya lo es bastante sin necesidad de nada... pues eso, a ver cuándo vienes a experimentarla.
Besos

Ben
QUizá el otoño aquí sea más suave que allí.. De todas formas siempre hay un día que uno se levanta y el frío es tan grande que de repente te das cuenta de que ya no hay marcha atrás...
Besos

GAtchan
Es que han estado muy cuidadas este verano, la verdad. Y han tenido muchas visitas ilustres, jejeje... Lo de dormir, al final me lo voy a tener que plantear algún día, a fuerza de insistir... ajajajaj
Bicos.

Fenjx
EL mar inabarcable, insondable, gigantescamente interminable... como el pozo de nuestra sed... QUé miedo, no?
Besos, cuídate.

Pe-jota.
Qué bien te lo pasas, jejejeje
Besos

Un-ángel
De nuevo? y tampoco me dijiste nada?
Pues qué raro, porque yo ayer estuve mirando mucho tiempo al cielo... y no me pareció verte 8es que cada vez estás más discreto.
Un beso grande

Mart-ini dijo...

lo escucho...

Anónimo dijo...

¡Ese hermoso cuerpo rayado en estética postura de estatua griega,o romana,con una cadera levantada para dar cierto movimiento y eliminar el estatismo marmóreo!