21 de septiembre de 2007

Finales de Septiembre


21 de Septiembre, inicio oficial del Otoño. Este año ha querido la Naturaleza vestirlo oficialmente de lo que se supone, es decir, de lluvia.
Una lluvia que cae hoy torrencialmente sobre Madrid, con la fuerza de quien querría quizá lavar la memoria de un verano extraño y templado, lleno de silencios y vacíos, de pensamientos y reflexiones de esos que se quedan al margen. Un estío circundado de márgenes curvos y vertiginosos. De personajes nuevos y de cariños recién estrenados, que no se despegan de la terraza, porque se sienten muy a gusto allí. De otros renovados, los de siempre, a quienes el sol y el ritmo lento junto a las piedras o junto al mar, sientan tan bien.
El otoño llega siempre cargado de planes, de olor a nuevo, de hojas secas y colores que se apagan. Pero también de rutinas y pasillos, de lluvias y grises durante la semana, de rutas retomadas y sueños que vuelven a brillar sobre el ocre de los atardeceres. El primer paso está dado, no hay vuelta atrás, pero mi último pensamiento se queda mirando hacia el verano, hacia el Mediterráneo detenido en el pensamiento, hundido en un hedonismo que no entiende de estaciones, y que modela día a día una idea de belleza y tiempo que me transporta a todos esos lugares del Mare Nostrum donde he sido feliz, donde seré feliz.
Antes de pisar el Otoño, por favor, dejadme que me pierda en ella, dejadme que me pierda en Eleftheria, rodeado de ardor y silencio, de sol multiplicado y grillos que no duermen.

22 comentarios:

Ben dijo...

Después de un corto, pero caluroso verano, el otoño también nos ha llegado por acá. Está es la época más nostalgica del año para mí.

Abrazos mi querido Vulcano

gatchan82 dijo...

me gusta cómo has descrito el otoño, que espero que sea próspero para ti.
el otoño yo también lo veo como una estación de comienzos, aunque esta vez más que de comienzos se trate de segundos pasos.
beso.

ekiots dijo...

Pues yo me siento como en casa cuando llega el otoño... me gusta regodearme de el... y si es en buena compañía mejor... y sip... se echa de menos algunas compañías lejanas... haber si le ponemos remedio... el problema es que perdí mi movil el bcn y con el la agenda con los números de tfno... así que agradecería un mail o un mensaje con esos números...
besos.

el chico de la chaqueta azul dijo...

adoro el otoño y más si se presenta como éste lo ha hecho: con diías grises y lluvia. En mi caso ni rastro de melancolía por el verano..empiezan buenos tiempos..un saludo

Habibi dijo...

Como de costumbre, desde Madriz sois centralistas: el otoño no ha empezado lloviendo en todas partes :P aunque aquí sí ;)
aunque me ha gustado tu forma de describirlo. la verdad es que tenía ganas de que llegara el otoño. me gusta el otoño. tengo ganas de pisar hojas.
y me gusta mucho Ελευθερία Αρβανιτάκη, muy adecuada.
también azul.

pon dijo...

Hoy, sábado primero de otoño, en Madrid hace sol, de momento.
Caminemos.

iñaki dijo...

me gusta el otoño. al contrario que la primavera me anima, me lanza a hacer cosas, a estar activo...
brindemos por un buen otoño paar los chicos altos...

Luís Galego dijo...

como romântico que sou, o Outono desperta em mim algo de especial...há uma beleza peculiar, talvez seja a luz, talvez seja eu... saudades de te ouvir...

Alfredo dijo...

Bueno, el otoño también tiene su punto. Y el Mediterráneo -lo que queda de él- es bello en cualquier estación. Y te queda Eleftheria...

Senses & Nonsenses dijo...

estabas deseando que llegara el otoño, una sensación que tengo desde hace algunos posts.
me cuesta entrar en el otoño, siempre lo empiezo con un ligero bajón. la canción preciosa para empezar el otoño.
debo ser de los pocos que aún no conoce esa terraza... ;)
...la próxima primavera.

un beso.

CRISTINA dijo...

Por aquí también llueve.
Y también estoy lejos del Mediterráneo, aunque no lo echo de menos...no en verano...el mar, las playas, me gustan más con frío, con lluvia. En este otoño que empieza será precioso coger el coche un fin de semana y acercarse a Tossa. O volar hasta cualquier lugar de Mallorca. O, ya puestos, viajar al Bósforo...

Mart-ini dijo...

No te pierdas mucho!!

Fenjx dijo...

por más que llueve no consigo limpiar partes recientes de mi memoria
porque como siempre me resisto abriendo paraguas
para salvaguardar cada momento
sabiendo que el ese dolor con riendas
soy yo
aunque a veces me pese
y es que ese yo y otras cosas que hay bajo el paraguas
otras veces en vez de pesar me hacen volar
y eso ratos en que cabalgo sobre el viento
merecen-la-pena

Anónimo dijo...

¡Pues yo odio el otoño!Siento contradecir a todos pero me parece una estación triste y fea, aparte del color de las hojas de los árboles.Días que se acortan y noches cada vez más largas, que cada día empiezan antes.Quizá sea adecuado para escribir,no estoy seguro, o quizá....

salva dijo...

Niño me ¡vuelves a dejar sin palabras!, me pasa con frecuencia no sé que comentarte, hay veces que no hay palabras, pero sin sensaciones; a veces leerte es como degustar un bombón relleno de praliné, un breve instante de placer...
Un beso!

Fran dijo...

¡Bienvenido el otoño!
Un saludo Vulcano.

pe-jota dijo...

Hoy día de la Merce ha sido el primero con un cierto olor otoñal, ya sabes que es mi debilidad, al finde cuentas es la estación que me vió nacer y de la que saco mis fuerzas.

Dark Angel dijo...

...... que dia calló granizo... y hacia muchos años no veia ese cambio en la naturaleza, por aca en la lejana galaxia no hay muchas variaciones por ese lado....
sabes... me ocurrio algo extraño con este post... estaba seguro que habia comentado y ahora que regreso, veo que no... que pasara en mi loca cabeza!!! jejejeje
un abrazo

David dijo...

El verano ha tenido algunas cosas extrañas y, sobre todo, protagonistas de excepción. En esa conversación "seria", si hay alcohol de por medio quizá me atreva a contarte unas cosas.

Vulcano Lover dijo...

no, no me gusta el otoño... pero más que porque odie la estación en sí, por lo que significa de fin del verano, que es mí época favorita del año... La vuelta al fresco tiene mucho también de refrescar la mente y los caminos de la vida... pero en estos días, vivo como anclado en el pasado del verano, como no quieriendo que nada cambie cuando en realidad hace semanas que ya todo comenzó a cambiar...

Besos y gracias a todos.

luigi dijo...

Tengo la sensación, sobre todo termica de que este otoño tardará en llegar. Por dentro quizas no llegue nunca, leve a ratos, intermitente. Este otoño para mi no existe, ni existe el invierno, a pesar de tener ganas de dormir bajo el edredon acurrucado.
Besos guapo! Muchos besos!

un-angel dijo...

No lo puedo evitar, el otoño me supone un esfuerzo de ánimo, me cuesta el doble sonreir y afrontar la rutina cotidiana cuando los días se acortan y va llegando poco a poco la lluvia y el frio. Quizás en mi vida anterior fui oso o algo parecido y me retiraba a hibernar durante los tiempos oscuros, por eso ahora no puedo entender que todo el mundo reinicie la actividad frenética habitual cuando lo que el cuerpo me pide es una siesta de un par de estaciones climatologicas...¿tendré que hacerme una regresión hipnótica de esas para conocerme mejor a mi mismo?