15 de octubre de 2007

Rutas sin destino


Llegué cuando ya era noche oscura, cuando ya casi había olvidado por qué mi viaje había de tener final.
Cerré la puerta, y en su leve girar supe que todo el camino se había trazado muy hondo sobre mis ojos. Ni el verde veloz de los arboles, ni el azul desmesurado de la mañana habían conseguido teñir la grieta profunda que me mordía el cuello. Los dos pozos negros de tu mirada seguían intactos entre mi olvido, clavando su agua fría como escarcha sobre mi sangre. Me disfracé entre las ramas, y con cuidado me vendé los ojos heridos, hasta que alcanzaron, como un susurro de viento antiguo, la ruta y su destino. Aún no he huido de mí lo suficiente, pero a veces, hundido en la prisa de aprender a leer la brújula, te descubro de nuevo desnudo, caminando en la isla que no tiene orillas, desviando el arco que describen tus palabras hasta mis dedos, desembarcando siempre fulminante sobre mi pecho.

20 comentarios:

Marta dijo...

Que duro es cuando te miran con ojos frios mientras suplicas un gesto de amor.

Ais, que estoy moñas.

No te preocupes amor, que pasará pronto.

Besos

Fenjx dijo...

"desembarcando siempre fulminante sobre mi pecho"
que imagen tan rotunda y tan identificable por cualquiera que haya disfrutado y sufrido del des-amor
de esas ascuas cenicientas
que siguen calentando sin necesidad de fuego
que nos hablan de la fortuna desdichada de las quemaduras
que indican los lugares en los que algún día la dicha rozó nuestra piel
queda la calma
una calma inquieta
más violenta que la fuerza de mil tormentas

sopla vulcano
sobre los rescoldos
con aire nuevo
nuevos fuegos
nuevas erupciones vendrán
tu corazón está lleno de lava
de la fuerza de la roca
y del calor capaz de enternecerla hasta fundirla
y convertirla en un magma que nos abraza a todos desde dentro

dejo una vaquita pequeña sobre tu pecho con un abrazo grande dentro
ya sabes que si lo necesitas puedes encender el faro

Fenjx dijo...

fe de erratas: donde pone vaquita, leasé barquita :P
perdón por la dislexia galopante

Fenjx dijo...

fe de erratas: donde pone vaquita, leasé barquita :P
perdón por la dislexia galopante

Habibi dijo...

sigh

Cvalda dijo...

:_)

NaT dijo...

Qué malos son los puñales del otoño, pero no quiero que llegue la primavera.

Un beso grande y ese abrazo, ya sabes que lo necesito, prontito, que no quiero irme sin él.

Ben dijo...

Linda manera de expresar sentimientos tan profundos, como sólo tu lo sabes hacer. Y la foto es muy bella, me recuerda a las ciudades coloniales en México.

Besos guapo

pe-jota dijo...

Tienes el alma herida de melancolía otoñal.

Argax dijo...

Desear lo que ya se tuvo, mirar hacia atr�s por encima del otro, olvidar la historia de Mrs. Lot, necesitar con fuerza esa ilusi�n, esa distorsi�n de lo que nuestras manos saborearon.

Me gusta.

Un beso.

David dijo...

No me considero con fortaleza como para comentarte algo inteligente... Pero jolín...

CRISTINA dijo...

Precioso.
Y con la tristeza que apetece en esta tarde de lunes, otoñal, ya un poquito oscura...

Arkturo dijo...

peron que poético hombre,

el recuerdo de aún seguir teniendo los ojos en la mente, es una putada... pero uno aprende a controlarlo.

eithne dijo...

He llegado aquí navegando por otros blogs. Me parece precioso lo que has escrito.

Saludos

Miguel Cane dijo...

Nada más para dejar una señal de humo.

Hola, extraño.

pon dijo...

Qué espejo tan oscuro.

Vulcano Lover dijo...

MARTA.
No te preocupes, guapa, que es un texto antiguo... Cosas que vuelven porque uno hay cosas que las recuerda periódicamente.
gracias por la nueva visita.
besos

FENJX
Gracias, guapo... tomo la barca y el arbrazo... y los cuido, como mejor sé hacerlo... sí, la verdad que me hacen falta algunas palabras...
besos, abrazos, palabras...

HABIBI
Sigh, Sigh... A veces, contigo, me gustaría cruzar la ruta...
besos a.

CVALDA
No pasa nada, guapa. A ver si nos vemos pronto, así ves de primera mano que estoy bien :-)
Besos.

NAT
Sí, amguita, sí... necesitamos mutuos abrazos, bien lo sabemos nosotros...

BEN
Sí, hay bastante profundidad ahí, más incluso de la que parece.
La foto es de mi fin de semana, una calle de Santiago de Compostela.
un beso, guapo.

PE-JOTA
NO, nene, no es para tanto...
Besos otoñales

ARGAX
Lo que un día se tuvo... Hay cosas que nunca se dejan de tener, aunque no estén ahí. Algunas llegaron al final y otras no, otras se quedaron en el camino... pero de alguna forma, nos habitan y son parte de nosotros. Yo nunca renuncié a los pasados y a las cosas y personas que de alguna manera fracasaron en mí... De ellos también nació parte de lo que soy, y parte de lo que siento está en lo que sentí...
Besos, qué comentón estás últimamente... Luego en Sevilla no hay quien te vea el pelo.

DAVID
No pasa nada... nos vemos pronto y nos contamos esas cosas para las que a veces nos falta fuerza, vale?
besos.

CRISTINA
Besos y gracias por tus palabras.

ARKTURO
Sí, se controla con el tiempo, pero sigue ahí... Más o menos lo mismo que le decía a ARGAX...
Y sobre todo, gracias por la visita y por tus palabras...
Besos, y pasa siempre que quieras, no siempre es tan triste :-)

EITHNE
Muchas gracias por la visita. UN saludo y espero verte pronto por aquí

MIGUEL CANE
Miguel... qué sé yo qué me pasa, por qué camino me adentro, qué sombra me habita... Estoy replegado, pero te sigo... sólo que estoy tímido para comentar. Un día hablamos
Besos, guapo, y cuídate.

PON
Oscuro, muy oscuro, pero bello (así lo veo yo)
Besos, guapa.

pon dijo...

Y muy duro.
Besos a tí.

antonello dijo...

Guardamos olhares que nos acompanham sempre, mesmo que não saibamos qual o nosso destino. Não é o "olhar" o nosso primeiro alfabeto, antes de aprender a nossa primeira palavra? Que alfabeto afectivo construimos no "cruzamento dos olhares"? bj

luigi dijo...

Mejor olvidar que el viaje, que los viajes, tienen final. Lo importante es el viaje, lo importante es el camino, y lo que aprendemos en él, aunque sean ojos heridos y cuellos mordidos ;). Besos!