5 de enero de 2007

Tarareando...

En un día como hoy, quiero aprovechar la oportunidad del carácter infantil de esta jornada para desvelar algunas de las cosas que me encantan, aunque nunca las hago visibles por aquí. Mi lado infantil y mi lado petardo se unen para presentarles uno de los más nostálgicos Mega-hits de la inefable Barrio Sésamo. Además, quiero aprovechar para dedicárselo a quien me ha hecho pasar tan buenos ratos de charla y de risas últimamente... Sí, claro, Pedro (PCJ), eres tú. Con quien he tenido oportunidad de hablar de ópera, arquitectura, relaciones humanas, y demás cosas interesantes, pero al mismo tiempo también de todo un catalogo de elocuencias “infantiloides” y “marujiles” con las que que, a pesar de esa distancia que sin querer a veces impone (mal denominada como carácter “arisco” por mi querido Ennis) se ha ganado un espacio de aprecio y, sobre todo, calidez en el corazoncito del que suscribe. Porque además, me encanta imaginármelo tarareando la cancioncilla del vídeo al tiempo que se compra el último recital de una soprano búlgara que seguramente nadie de los que por aquí lee conocería, y pasado mañana irá a verla quién sabe si a la ópera de Liechtenstein o a la de Bratislava, para hacerse una foto con ella, que colgará de esa estancia maravillosamene freak al tiempo que musicalísima, donde vive. Y porque me encanta su visión global, pragmática, pero divertida y feliz de la vida. Un beso, guapo.

No pierdan la ocasión de hacer un análisis un poco más en profundidad del vídeo, una verdadera reliquia que en el mundo de la comunicación infantil de hoy en día ya no sería posible.
¿no recordaban ya a aquella maravillosa llama??
Ya nunca sería posible algo así, tan naïf e inocente. Y ya nunca lo veríamos doblado con tanto acierto, con nombres tan inenarrables como “Marichari” para la dichosa llama... Por cierto, qué doblaje musical. Fíjense que la niña canta mejor que muchos de los ínclitos de OT... Ays! Qué tiempos aquellos. Qué viva Marichari.

12 comentarios:

Pcj dijo...

Yo que creía que por hoy se habían acabado los regalos y de repente me encuentro con esto...Tarareo esta canción todavía, algunas veces me descubro haciéndolo mientras me cepillo los dientes.
Desde mi mundo global, pragmático y divertido, un beso mu grande. ¡Y viva Marichari!...y Margarita, que la lleva religiosamente al dentista.

J. H. dijo...

A ella le gusta el dentista, porque mi llama es muy lista... Jajajajajaja, recuerdo esa canción. Es entrañable y sí, esa niña canta mucho mejor que muchos de los que suenan hoy en día.

Mart-ini dijo...

Dios que de años!!!!!!!!!!!!!!
Ni me acordaba de la canción...
jajajajajaja

Un beso muy mart-ini

Vulcano Lover dijo...

PCJ
Un beso bien fuerte... espero que estés reodeadito de regalos y que el cheque esté ya medio invertido en esas cositas que te gustan a ti. Descubrirte ha sido otro de mis regalitos de este año... La Griselda maravillosa, de verdad... Y me di cuenta de que sí que tenía el disco de Tarquino Merula de la Figueras, no lo recordaba... y sí, es maravilloso.
Javier
Sí, es que esas canciones y esos vídeos de Barrio Sásamo, aunque las tengamos un poco en el olvido, encuanto las atisbamos, nos recuerdan lo fuerte que se fijaron en nuestro recuerdo y en nuestro sentimiento... (voy recopilando flyers, nene)
Un besote
Mart-ini
Es que nos vamos haciendo mayores, nene, lo que pasa es que como seguimos teniendo alma de niños, casi no nos damos cuenta...
Besos de aperitivo con martini rosso.

Uno dijo...

Es que Maxim me marcó, jajajaja. Que majete el tio.
Felices Reyes, gamberrillo.
;-P

Pedro dijo...

Aunque el Pedro del que hablas no soy yo (sí, estoy celoso!!! Jajaja), te dejo un comentarillo pa que sepas que toy vivito y coleando, sobre todo coleando. :P La Navidad no ha podido conmigo, vuelvo fortalecido del combate y esta vez no pienso hacer prisioneros!!!

Un beso.

nevermore! dijo...

jajajaja como mola

luigi dijo...

Recordaba a la llama, pero no su nombre. Recuerdo a Pepita Pulgarcita o como se llamara arreglando un piano en un concierto. A los Nabucodonosorcitos... Y mil cosas más que se perdieron en el tiempo hasta que el internet lo recupero todo y nos devolvio parte de la infancia más criptica.
En plan muy maruja dire que si en la tele de ahora en vez de tanto Tomate y tanta mierda, se viesen más programas para niños, el mundo seria algo distinto y quizas un poco mejor; y los niños no serian una especie de viejos enteraos en cuerpos chicos. Ea!
Un beso fuerte con los dientes bien limpios :D

inquilino dijo...

Ay, la marichari, cómo eh la marichari!!
Jooo, gracias por el vídeo. Ya sabes lo que me ponen estas cosillas ;-)

Senses & Nonsenses dijo...

dios mío! no recordaba este video para nada (yo tb soy un niño de barrio sésamo), pero gracias por recordárnoslo, es impagable...
un abrazo.

luis galego dijo...

impossivel não deixar de sorrir com o video...

Vulcano Lover dijo...

uno
Ahhh... Oye, que yo no soy tan gamberro, sólo si me dejan. Ahora, si me dejan sé serlo muy bien...¿no?
Feliz año, guapo, y besos.
pedro
Sí, ya sé que estás por ahí, pero inquieto me tienes, con la conversión en invisible de tu blog y tu cautela... Espero coincidir pronto... Besos.
nevermore
Besos para ti, espero que los reyes te hayan traído cosas bonitas.
luigi
de acuerdo contigo, guapo... cómo nos gustan a nosotros estas cosas, eh!!! Muchos Besos
inquilino
Nos ponen, nos ponen, querida inquilino... Jejeje. Al final no nos hemos visto el finde... Al final esta semana podías o no para lo de nuestro proyecto de cine ¿?
Besitos.
senses
Que no lo recordabas??? Mmmm, no lo creo... A ver si va a ser que nos tienes a todos engañaos con lo de la edad???
Besos, guapo.
luis
Sim, luis, sim. Antes os programas para meninos eram muito melhores e mesmo mais "educativos"...