10 de agosto de 2006

I love you Marisa.


Ya tengo entradas para su concierto el 13 de Septiembre. Es una de mis musas, desde que hace años la descubrí en aquel disco forrado de ilustraciones de cómic erótico. Marisa Monte es una de las reinas del pop en Brasil, donde colabora habitualmente con sus amigos Carlinhos Brown y Arnaldo Antunes, con los que hace años grabó el conocido y estupendo Tribalistas. Salvo esa excepción y alguna colaboración con algún otro amigo (maravillosa su aparición en El Milagro de Candeal de nuestro Fernando Trueba o sus dúos con mi adorada Adriana Calcahoto, que le ha escrito alguna de las más bonitas canciones de sus últimos discos) Marisa llevaba 6 años sin sacar un disco al mercado. Ha estado dedicada a la vida familiar, a sus hijos, a reflexionar, imagino... Pero su actividad creativa no ha cesado, y buena muestra de ello es su aparición de nuevo en el mundo discográfico, con 2 cd's simultáneos. Y son los dos estupendos. Uno dedicado a la samba, con canciones nuevas y recreaciones de sambas antiguas. Otro con canciones más pop, que respira más quietud y menos frenetismo que otras veces, pero que está maravillosamente producido y consigue llevarnos por un rato a un séptimo cielo muy particular. Ella sigue siendo esa voz inteligente, fresca e infinitamente seductora que te envuelve y te enamora con elegancia. Su tono de voz flexible, navega entre la bosanova, lo tribal y el pop más rabioso, y mientras, uno puede bien imaginar esos cabellos negrísimos, y esa sonrisa inimitable suya... Mmmmm quero dançar con você...

De su disco pop, Infinito Particular, escogí esta canción para dejarme llevar...

PRA SER SINCERO

Eu era tão feliz
Eu não sabia, amor
Fiz tudo o que eu quis
Confeso a minha dor
E era tão real
Que só fazia fantasia
E não fazia mal
E agora é tanto amor
Me abrace como foi
Te adoro e você vem conmigo
Aonde quer que eu voe
E o que passou, calou
E o que virá, dirá
E só ao seu lado, seu telhado
Me faz feliz de novo
O tempo vai passar
E tudo vai entrar no jeito certo de nós dois
As coisas são assim
E se será, será
Pra ser sincero, meu remédio é te amar, te amar
Não pense, por favor
Que eu não sei dizer
Que é amor tudo o que eu sinto longe de você.

2 comentarios:

Mart-ini dijo...

Habrá que investigar

Enis del mar dijo...

Hola. Te he descubierto hace apenas unos minutos, por un comentario que has hecho a uno de mis amigos blogueros. He de decirte que me ha guastado mucho el blog, pero que me he emocionado mucho especialmente con el post dedicado a tu amiga enferma, que me encanta el sonido de la música brasileña, como la portuguesa (ains mi Dulce Pontes), y que estabas muy guapo en tu viaje a Italia.
Lástima no haberte conocido antes, ahora que paso unos días por Madrid. Me encantaría ser objeto de ese cariño con el que compensas, je, je.
Un abrazo. Te seguiré.