28 de agosto de 2006

No quedan días de verano

Si tuviera que capturar en un instante parte de mi felicidad para hacerla física, supongo que me hundiría en la memoria del verano. Cerraría los ojos y buscaría en el recuerdo de las horas tibias bajo el sol, de las miradas bajo la sombra azul de las tardes calladas. Buscaría seguramente el sonido del Mediterráneo sobre la piel, el beso carnoso sobre la arena, el viento agitando los dedos mientras se deslizan entre las páginas de un libro en el que se hunden mis deseos.
Pero, al final, llegaría con certeza a un momento como este:





Lugar: Padova, Italia.
Compañía: rodeado de belleza, diluido en la humana desidia de la hora del aperitivo. Con mi chico frente a mí
Boca: en la boca, un spritz, aperitivo amargo típico de la ciudad, que sus habitantes acostumbran a deslizar por sus gargantas a la hora del atardecer, entre miradas de placer estivo y risas que dibujan ya la noche.
Sobre la mesa: el último libro de Umberto Eco, y el placer de haberme perdido en una librería para encontrarlo, oliendo con detenimiento el papel de cada novela, acariciando los lomos de la fantasía con mis dedos.
En mi mirada: la suya, que toma la foto mientras me sonríe.
En mi pensamiento: algo parecido a la felicidad.

9 comentarios:

Alfredo dijo...

¿la misteriosa historia de la reina Loana?

Vulcano Lover dijo...

Hay que ver que no se os escapa una, je je je... ;-)

Sí, en italiano, la misteriosa fiamma della regina Loana (la misteriosa llama de la reina Loana). Lo has leído??? Tenían una edición de bolsillo, pero con encuadernación de tapa dura muy bonita. Además, conserva las ilustraciones originales de la novela (fotos, carteles, comics, etc.)
La verdad que me traje más libros de los que pensaba y al final la maleta pesó algún kilo de más....

1 beso

NaT dijo...

Halaaaaa!!!
que bueno, jajajaja
¿tu crees que seré capaz de saludarte? hummmm, no sé yo.
Pero no me suena haberte visto el sábado, y eso que me fijo mucho ;)

Gracias por esa igualdad de condiciones.

Un beso como el Vesubio, y grumpis-chumpis calurosos

Mart-ini dijo...

De seguro que hubiera escogido un momento parecido...

Un acierto, de veras...

Un beso, con tu permiso

Vulcano Lover dijo...

Ays, si es que el spritz ese es el equivalente local del martini, pero en la región del Véneto...
Cómo no ibas a escoger tú también algo así...
Besos, guapo.

EFESOR dijo...

acabo de leerte y sigo en ello, y ahora poniendote cara.

como sabes, mis actualizaciones vienen poco a poco, todo se debe a mis procesos... y por ello, visito los blogs "poco a poco" también y me pierdo la enorme actividad de los mismos... pero ahora mismo me pongo al día!!!

bonito momento de felicidad.

Vulcano Lover dijo...

También te he escrito un mensaje de mail, Efesor... Ha sido todo un descubrimiento encontrarte por aquí... En el correo te sigo contando más cosas...
Un beso

inquilino dijo...

Ay, Padova!! Ay, esos aperitivos!! Ay, el verano!!

Quiero llorar :-(

Vulcano Lover dijo...

Y eso qeu tú la foto ya la habías visto, cara mia...

Estoy investigando si se pueden encontrar los ingredientes del Spritz en Madrid, para hacerlo alguna vez e invitar a la terraza a un aperitivo italiano (música italiana, mmm) así que espero que te apuntes. Así descansas de la mudanza.
También sé de un sitio en Chueca que hace directamente los Spritz, lo que pasa que no tiene terraza, y claro, no es lo mismo...

Besos volcánicamente italianos.