6 de marzo de 2007

Mariza...

Continuando mi post anterior en el que hablaba de ella, y siguiendo a Pe-Jota que también ha querido hablar de ella, he decidido dedicerle una entrada completa. Se lo merece, porque es la más intensa y personal cantante de fados de la actualidad.


Un voz, que cuando escuché por primera vez, hace como cinco años, la identifiqué e seguida con la de la incomparable Amália Rodrigues, y eso es ya mucho para empezar.
Y nada más recordar eso, me viene a la memoria aquella tarde de verano que dejábamos una Lisboa agostada de humedad y calor, de noches de ginginha y vinho verde en el Bairro Alto, y de guiños azules del Tejo infinito que se recoje a sus pies. La dejábamos con esa sutil melancolía con que se dejan las ciudades mágicas, las ciudades del corazón. Y de repente sonó ella mientras cruzábamos el puente del 25 de abril. No conducía yo, así que me volví a mirar la ciudad asomada al estuario, escalada la pendiente de casas blancas y miradores llenos de ojos limpios y miradas oscuras... Y suspiré, porque algo de sangre portuguesa llevo en la venas, porque mi tatarabuela lo era, y supongo que algo de ello llevo en la forma de acariciar el aire altántico y de tener saudades de esa tierra donde siempre me siento tan bien, y donde siempre soy tan bien recibido.

Cuando el domingo estuve revisando vídeos de Mariza para colgar, aún no estaba colgado el que quiero compartir hoy, que pertenece a su último trabajo en directo, cantando precísamente aquella canción que me hizo suspirar mientras volaba sobre el río aquel día de verano.
Y es que justo ese lugar eligió Mariza para su concierto, al borde del río, junto a la Torre de Belém.
Una canción que fue su primer éxito, y que habla de la gente de su tierra. Emocionada por el instante, deja de cantar unos momentos para liberar sus lágrimas. Un momento irrepetible y emocionante. Les dejo de nuevo con ella.

Dedicado especialmente a mis amigos Portugueses, a los reales y al virtual. Para Fernando, para Miguel, y para Luis. Muitos beijos e abraços para os tres.

9 comentarios:

ekiots dijo...

ufff.... no me hables de Lisboa.... que felices fuimos allí mugalari y yo.... fueron nuestras primeras vacaciones juntos.... y desde entonces siempre hablamos de volver... aunque sea un fin de semana en uno de estos viajes relámpagos....
y sin duda maravillosa mariza.
besos...

PD: por cierto... vamos a Sevilla el puente del 1 de Mayo... os animáis????

Pedro dijo...

Qué fuerte que hables de esta mujer precisamente ahora. Yo la descubrí hace un par de semanas gracias a un amigo y estoy enamorado de ella. Pesnaba colgar un video de su Concerto em lisboa pero ya veo que no hace falta pq algo se ha conjurado en las estrellas para que, de repente, todos queramos hablar de ella.

Un besazo.

Pedro dijo...

De hehco este es el video que iba a colgar. Qué fuerte, qué fuerte!

Mart-ini dijo...

escuché a Mariza no hace mucho... la verdad es que me encantó y eso que no soy muy aficionado a la música portuguesa...

El vídeo lo veo más tarde.

besos, sin permiso ni nada

pe-jota dijo...

Tu lirismo hace palidecer mi post, pero ahí está.
Me gplpeas por duplicado, pero te perdono, jejeje, supongo que son extrañas casualidades de la vida.

Vulcano Lover dijo...

Obrigado.
No es fácil dejarse seducir por el fado. Su reputación de música triste, melancólica muchas veces no tiene mucha buena prensa en este país tan dedicado a la alegría. Sin embargo, el auditorio nacional estaba el viernes pasado lleno de gente que se emocionó y que dieron cuenta de la noche inolvidable que Mariza nos hizo pasar... En más de una ocasión el publico se debió poner en pie de una vez... Creo que hasta llegó ella a emocionarse... No me extraña, fue uno de esos momentos extraños en los que todo se conjuga para parecer que uno escapa del todo a las miserias de la vida... Gracias, mariza.

David dijo...

Creo que me voy a aficionar al fado! (y, de paso, a tu blog)

pe-jota dijo...

Se me hace raro ver los feeds de tu blog y del mio con la misma entrada al mismo tiempo, ¿ Es esto lo que se llaman conexiones espirituales ?, gracias por tu bello comentario, el cual ocupa, como no, el puesto que le corresponde.

luis galego dijo...

algo de sangre portuguesa llevo en la venas


fiquei muito sensibilizado com este post e com a dedicatória....eu acho que de facto Lisboa tem a tua cara...cá te esperamos sempre que queiras, querido amigo. GOSTEI MESMO!!!!